Sergio Sarmiento
AMLO_bb130318.jpg
Generosidad interesada
Mié 21 Marzo 2018 01:00

Es un acto de gran generosidad, aunque se trata, quizá, de una caravana con sombrero ajeno. Andrés Manuel López Obrador dio a conocer este 19 de marzo que Morena, su partido político, ha entregado hasta ahora 51.5 millones de pesos a los damnificados de los sismos de septiembre de 2017. 

“Nosotros hicimos el compromiso de destinar la mitad de los gastos de campaña de este año para apoyar a damnificados”, dijo en un video. Si “íbamos a recibir 207 millones de pesos…, vamos a destinar 103 millones de pesos para apoyar a damnificados”. 

El dinero, dice López Obrador, proviene de las prerrogativas de gastos de Morena, o sea, de los contribuyentes, pero también de aportaciones de militantes, dirigentes, legisladores y las cuotas (¿voluntarias?) de empleados de gobierno surgidos del partido.

Detrás de esta generosidad hay, por supuesto, una estrategia política. Si el dinero de las campañas se entrega a ciudadanos, lo que está haciendo Morena es comprar votos. El PRI lo ha hecho durante décadas, en una estrategia que ha sido repudiada por los partidos de oposición y por la sociedad; pero si lo hace Morena no debe ser tan malo. A este partido, supongo, se le aplican otras reglas. 

López Obrador es un político austero que siempre ha encabezado campañas de gastos reducidos. Pero el dinero que no se usa en las campañas debe por ley devolverse al Instituto Nacional Electoral. Si se emplea para dar apoyos en efectivo o en especie a los ciudadanos, se convierte en una compra de votos… que Morena justamente cuestionaría si la hiciera cualquier otro partido o alianza. 

Twitter: @SergioSarmiento