Sergio Sarmiento
Meade y Corral
Cuartoscuro Meade encuentra villano
Mar 09 Enero 2018 19:53

Todo candidato con éxito necesita un enemigo a quien atacar. Las campañas propositivas, las que impulsan políticas públicas para mejorar al país, no suelen llamar la atención. Siempre es más eficaz atacar a un villano para encender la imaginación de los electores. 

Andrés Manuel López Obrador encontró a su villano favorito hace mucho tiempo en la mafia del poder. Ricardo Anaya pretende construir el suyo con ese PRI corrupto al que ataca en todas sus presentaciones. José Antonio Meade no lo había encontrado y se había dedicado más bien a defender las reformas estructurales y el legado de un PRI al que dice no pertenecer. 

Pero Meade ha encontrado ya al enemigo que necesitaba. Se trata de Javier Corral, el gobernador panista de Chihuahua, el mismo que prometió como candidato encarcelar a su predecesor, César Duarte, y que ha empleado todos los recursos del estado para perseguir no sólo a su predecesor sino al PRI nacional. Su mayor éxito hasta este momento ha sido encarcelar a Alejandro Gutiérrez, ex secretario general adjunto del PRI y colaborador cercano del expresidente del PRI Manlio Fabio Beltrones

Corral tuvo este 7 de enero lo que el presidente Peña Nieto describió como un “acto político”, con el respaldo de activistas e intelectuales, para acusar al gobierno federal de restringirle recursos en represalia por sus acusaciones contra el PRI. Meade le respondió ayer: “Vemos hoy en el país las peores expresiones de la política. Vemos hoy en el país un contagio de esa traición, no solamente la mentira y el engaño. Vemos en este país, por primera vez en muchos años, a un gobernador que tortura.”

La “mentira”, según Meade, es la afirmación de Corral de que se le han recortado los recursos federales en represalia por sus acusaciones contra el PRI. La “tortura” se refiere a las presiones a las que ha sometido a Alejandro Gutiérrez para que testifique a cambio de beneficios e involucre a otros priistas más importantes. 

“Vemos por primera vez en el país a un gobernador que engaña –declaró Meade--. Vemos a un gobernador que en Chihuahua se le multiplicó por cuatro la inseguridad y que cada vez que tiene problemas inventa y confronta.”

Corral no es el primer gobernador que engaña, pero sí es cierto que bajo su mando se ha multiplicado la violencia en Chihuahua. También es cierto que Meade ha encontrado un villano a quien atacar y esto puede ayudar a fortalecer una campaña que hasta ahora no ha levantado. 

Twitter: @SergioSarmiento