En días recientes, Xóchitl Gálvez llamó la atención de todos cuando durante un evento público, buscando desmentir que no estaba en contra de los programas sociales, firmó un documento en el que se comprometió a no eliminarlos en caso de ganar la elección.

Da clic aquí y entérate de todo sobre las elecciones y la política en nuestro canal de WhatsApp

“Por mis hijos y el recuerdo de mis ancestros, hago este juramento, ante las leyes de mi país”, señaló. La firma se dio ante notario público, sin embargo, eso no fue lo que más llamó la atención, sino que al tiempo que firmaba el compromiso, se pinchó un dedo y marcó su huella carmesí en el papel.

“Estampo mi sangre, que es lo más valioso que tengo, de que no se van a quitar los programas sociales. Es un pacto de sangre que van a respetar”, señaló la candidata presidencial. 

El acto fue criticado, incluso por Claudia Sheinbaum, quien pidió seriedad en las campañas presidenciales “porque finalmente lo que estamos haciendo es mostrar a las y los ciudadanos las propuestas”.

Xóchitl explica porqué hizo el pacto de sangre

Ante el revuelo, Xóchitl Gálvez justificó el asunto asegurando que al firmar con su sangre, aunque solo “fue una gotita”, se trataba de un juramento ‘más cabrón’: “Sé que les generó mucho de todo que hubiera firmado con sangre. Fue una gotita, así… me piqué. Dos, cuando tú firmas con sangre es cuando es más cabrón el juramento”.

Además, indicó que era también algo que hacían en su pueblo una promesa que nunca se va a romper. 

“O sea, no sé si son de pueblos pero pues allá sí firmábamos así entre nosotros. Nos juntábamos la sangre de los dos y era el pacto más cabrón que hacías. De que nunca lo vas a romper”, declaró la candidata del PRI, PAN y PRD.