El Centro de Producción de Programas Informativos y Especiales (Cepropie) bajó de YouTube los videos de las conferencias mañaneras del presidente Andrés Manuel López Obrador en las que el tabasqueño criticó y atacó a la senadora Xóchitl Gálvez, una de las aspirantes a la candidatura presidencial del Frente Amplio por México.  

La razón por la que el Cepropie decidió bajar el contenido de la plataforma digital se deriva de las medidas cautelares impuestas por el Instituto Nacional Electoral (INE), que fue interpuesta por la misma aspirante a la candidatura presidencial de la oposición

Por lo tanto, a partir de este martes 18 de julio, las conferencias matutinas del 3, 4, 5, 6 y 7 de julio ya no podrán ser consultadas por los internautas debido a que las autoridades electorales determinaron que el mandatario federal vulneró los principios de equidad y neutralidad electoral

Claudia Zavala, consejera del INE, explicó que las medidas cautelares dictadas se otorgaron en la modalidad de tutela preventiva. En este sentido, detalló que las autoridades electorales le ordenaron al presidente López Obrador que se abstenga de realizar manifestaciones, o bien, emitir comentarios, opiniones o señalamientos relacionados a temas electorales.

Político MX te recomienda: Magistrada del TEPJF propone suspender proceso interno del Frente Amplio por México rumbo al 2024

¿Qué ha dicho AMLO de Xóchitl? 

En general, las críticas de AMLO en contra de Xóchitl Gálvez se han manejado bajo una misma linea: que la legisladora opositora fue elegida por la llamada "mafia del poder" que, según el mandatario federal, es liderada por el empresario Claudio X. González, a quien acusa de ser uno de los principales provocadores de que México llegara a la decadencia política, social y económica. 

AMLO ha señalado a Xóchitl como la elegida por el "dedazo" de Claudio X. González, y ha arremetido en contra de la historia de su origen humilde, la cual ha calificado como una "farsa", pues el tabasqueño ha asegurado que esta es una nueva estrategia para engañar a la población con el objetivo de que puedan recuperar sus privilegios.