Se realizó el primer debate, organizado por el Instituto Electoral de Coahuila (IEC), entre los candidatos que aspiran a la gubernatura de Coahuila: Manolo Jiménez, Armando Guadiana, Ricardo Mejía y Lenin Pérez, donde hubo momentos de confrontación y guerra de acusaciones; pero también se abordaron propuestas de temas como finanzas, educación, agua, desarrollo sustentable, entre otros. Además, los candidatos contestaron preguntas de la ciudadanía a fin de convencerlos para conquistar su voto de cara a las elecciones del 4 de junio. Al finalizar el encuentro los cuatro aspirantes a gobernador se declararon ganadores, así se vivió el debate.

Para el arranque del debate se dio un minuto a cada candidato para su posicionamiento inicial, donde los aspirantes mencionaron lo siguiente:

Ricardo Mejía Berdeja, candidato del PT, afirmó que representa la voz y esperanza de un pueblo agraviado por la corrupción, el saqueo impune, prepotenci y abuso del poder de “un grupo corrupto, el Moreirato del PRI” 

“A mí lado se encuentran los representados de la mafia del poder coahuilense, Guadiana es producto de la imposición y la corrupción, incluso fue detenido por fraude en el 94 y recluido en Topo Chico. Manolo Jiménez representa la continuidad del Moreirato, la corrupción y el privilegio. La única opción ciudadano de cambio para Coahuila, es Ricardo “el Tigre” Mejía”, agregó.     

Político MX, te recomienda: Elecciones 2023: Ricardo Mejía acusa a Guadiana de haber estado preso por fraude 

Lenin Pérez, candidato del Partido Unión Democrática de Coahuila (UDC) y el PVEM, aseguró que él representa todo lo contrario a los priistas y dijo que puede demostrar que sí hay de otra.  

“Coahuila en 49 días tomaremos una decisión crucial para nuestro futuro, de esto se trata este debate, un encuentro con 3 priistas, ellos representan lo mismo, ellos son parte de los 100 años del mal gobierno del PRI”, señaló. 

Armando Guadiana, candidato de Morena, destacó que es la verdadera Cuarta Transformación, dijo que su movimiento es el cambio verdadero y trabaja de cerca con “ya sabes quien”. 

Manolo Jiménez, candidato de la Alianza Ciudadana por la Seguridad, arrancó describiendose como orgullosamente coahuilense, ingeniero y empresario y desde hace 15 años empezó en el servicio público; destacando su trayectoria como regidor, diputado, secretario y alcalde de Saltillo en 2 ocasiones. 

Primer bloque: Finanza Públicas

Armando Guadiana destacó en su participación que hay una megadeuda fuerte en el estado de 43 mil millones de pesos, que ya se tiene 11 años con ella y dijo que se va a enfrentar con una verdadera reestructuración.  

Lenin Pérez propuso acudir a una estrategia de negociación y diálogo con los bancos, porque “ya no tenemos porqué buscar estructuras financieras, eso se ha convertido en el meganegocio de los políticos en turno”; pero si los bancos no entienden se tienen los elementos jurídicos. Planteó darle liquidez a Coahuila y luego ejercer un gobierno austero.      

En su turno, Ricardo Mejía dijo que el PRI ha llevado prácticamente a la quiebra Coahuila, en cuanto su propuesta dijo que desde el primer día de su gobierno se sentará con los banqueros y les dirá “se les acabo su fiesta”, porque dijo que con la deuda “solo han ganado los políticos corruptos y los banqueros codiciosos”; además propuso crear el Instituto para Devolver al Pueblo lo Robado y hacer una comisión de investigación para llevar al juicio al Moreirato y meter a la cárcel a los exgobernadores.     

Manolo Jiménez Salinas, destacó que a los políticos se les mide por los resultados y no por las promesas, ante ello enumeró las acciones hechas como alcalde de Saltillo, municipio al que dijo llevó a la calificación Mx AAA de Standard & Poors y Fitch Ratings, cero deuda con bancos y un superávit de 26 millones de pesos, además de haber creado la figura del contralor ciudadano y el consejo ciudadano de contraloría, con lo que se dio a los ciudadanos acceso a los ingresos, egresos, compras y licitaciones del municipio.

Transparencia y Rendición de cuentas

En su turno al ser cuestionado sobre el Instituto Coahuilense de Acceso a la Información Pública (ICAI), Manolo Jiménez se pronunció por respetar y cumplir con estas instituciones, al tiempo que señaló que en el primer mes de su gobierno saldrán las convocatorias para el Consejo Ciudadano de Contraloría, el Contralor Ciudadano, el Consejo 2030, y el Consejo de Viabilidad Financiera.

"Vamos a ser el gobierno más ciudadano, vamos a gobernar juntos sociedad civil organizada, iniciativa privada y gobierno. Vamos por un gobierno de coalición. Seré un gobernador que llevará una administración limpia, honesta y transparente, con un manejo responsable de los recursos", señaló.

Mientras que Ricardo Mejía defendió que se ajustará a la ley, que ha rendido siempre sus declaraciones patrimoniales; que actuará conforme a la ley, con firmeza y sin impunidad. Pero se lanzó contra el priista Manolo Jiménez al acusarlo de ser parte de la deuda pública que tiene el estado. 

Lenin Pérez señaló que ser transparente en el ejercicio de gobierno requiere de voluntad política, además argumentó que actualmente Coahuila tiene el tercer lugar en percepción de corrupción y su propuesta para combatir y disminuir la corrupción tiene que ver con prácticas de las democracias más avanzadas del mundo, que implica que el tesorero, el secretario de finanzas, el de la Función pública, el fiscal anticorrupción y el auditor superior del estado sean propuestos por la sociedad civil organizada.   

Guadiana destacó que en el caso del Instituto de Transparencia de Coahuila se tienen que renovar porque dijo es “una comparsa del gobernador”, además dijo que tiene que estar conformada por ciudadanos independientes. 

Agua y desarrollo sustentable

Mejía dijo que como gobernador defenderá el agua como derecho humano, tanto para su consumo como para el uso en el campo coahuilense; así como que mantendrá un diálogo abierto con ciudadanos y especialistas en el tema del Agua, quienes se han visto agraviados por el acaparamiento de derechos del vital líquido por parte de políticos y unas cuantas familias.

Mientras que Manolo Jiménez recordó que desde el inicio de su campaña presentó un plan rector con 10 ejes de propuestas, donde se contempla el cuidado del medio ambiente y desarrollo sustentable.

"Para ello, vamos a desarrollar una gran agenda ambiental con la que vamos a fortalecer el crecimiento ordenado y el ordenamiento ecológico del territorio, a promover energías limpias y manejo de los residuos y un gran programa de reforestación y prevención de incendios forestales", apuntó. 

Guadiana habló sobre la región carbonífera, el cual es uno de sus negocios, señalando que se tendrá un programa especial para diversificar la actividad económica de este sector, como actividades relacionadas con la industria automotriz, aeronáutica, entre otras.   

Educación, niñez y juventud

El candidato de la colaboración PRI-PAN-PRD, señaló que la experiencia que le dio haber presidido la Red Mexicana de Ciudades Amigas de la Niñez le permitió desarrollar un plan integral para este sector de la población. 

Además señaló que se impulsará un gran programa para la educación en la primera infancia; regresar las estancias infantiles; desarrollar un gran programa de valores familiares, así como fortalecer el programa existente de becas e impulsar el talento de los jóvenes a través de las Súper Becas, que les darán mayores oportunidades como estudiar en el extranjero y potencializar su talento deportivo y cultural.

Ricardo Mejía explicó que gran parte de los males que afectan a estos sectores de la población fueron originados por la desatención de los gobernadores en el régimen del Moreirato, pasando por Humberto y Rubén y Miguel Ángel Riquelme Solís.

“Estoy con las mujeres, estoy por el derecho a decidir,  voy por una agenda de gobierno igualitaria”, respondió ante la pregunta sobre su postura del aborto.

El debate cerró con un cruce de porras de simpatizantes de los candidatos, quienes también se confrontaron, cruzaron una serie de acusaciones como que Guadiana se lanzó contra Lenin Pérez al acusarlo de recibir dinero para apoyar al PRI y contra Mejía acusando de “traiciono” a Morena.