Prometer no empobrece… Decálogo contra el cambio climático

Una columna de Miguel Bárcena.

Prometer no empobrece… Decálogo contra el cambio climático
Decálogo contra el cambio climático
Foto: Cuartoscuro

Finalmente, las frecuentes reuniones del enviado de Estados Unidos, para el cambio climático con el Presidente de México, empiezan a rendir frutos. Al menos eso sugiere el nuevo discurso de López Obrador, al anunciar 10 acciones que su Gobierno iniciará para combatir el Calentamiento Global. 

Al término de la cuarta reunión, (tercera en lo que va del año), John Kerry el enviado especial del Presidente Biden, agradeció el compromiso del Presidente de México para trabajar con Estados Unidos, y aprovechar el potencial que tiene nuestro país en la generación de energías limpias, disminuir emisiones de Gases de Efecto Invernadero (GEI), y garantizar certeza jurídica a sus empresas para sigan invirtiendo en México. 

Días después, durante su participación en el Foro de las Principales Economías sobre Energía y Clima, López Obrador confirmó lo anticipado por Kerry al anunciar un decálogo contra el cambio climático. Entre ellas, en especial, destaca, el compromiso con 17 empresas estadounidenses para producir 1854 megawatts de energías renovables, y la creación de parques solares en la frontera común, para eventualmente exportar electricidad a California, y otros Estados de la Unión Americana.

Sin mencionar montos de inversión ni fechas de inicio, esas 17 empresas “casualmente” son las mismas 17, cuyos representantes se han reunido con funcionarios mexicanos. Es evidente que detrás del argumento del Combate al Cambio Climático, lo que más preocupa al Gobierno y empresarios de EU, son los miles de millones de dólares invertidos en el sector energético en los últimos años, al amparo de la Reforma de 2013 y del TMEC, y que, a partir de la llegada de la 4T, han sido objeto de constantes embates que ponen en riesgo su continuidad. 

La cancelación de subastas a largo plazo para no permitir más inversiones privadas en la generación de energías limpias, el retraso o la negativa de las autoridades federales para autorizar operaciones, y/o la interconexión a la red de la CFE, la no aprobada en el congreso “Ley Bartlett” para favorecer a la paraestatal, y todo tipo de bloqueos, llevaron a congresistas y empresarios de EU, a exigirle reiteradamente al Presidente Biden su intervención para presionar a López Obrador a cambiar su actitud. Sólo así se explican las frecuentes visitas de Kerry a Palacio Nacional, y el cambio de ruta de Andrés Manuel, al menos en el discurso, al cabo que prometer no empobrece      

Los miembros del gabinete de AMLO, que estuvieron en la última reunión con Kerry, el Embajador de EU y otros enviados, confirma que lo medular era garantizar las inversiones, y en segundo término combatir el cambio climático. Presentes los titulares de Relaciones Exteriores, Gobernación, Hacienda y Energía. Los ausentes, la Secretaria de la SEMARNAT, y alguien del mermado Instituto Nacional de Ecología y Cambio Climático (INECC). En próximas entregas analizaré los otros puntos del decálogo anunciado por el Presidente de México. 

Twitter: @BARCENAMIGUEL