Morena estaría al punto del quiebre y es que después de la reunión donde se eligieron a las cuatro empresas que realizarán las encuestas espejo hubo inconformidades por parte de los representantes de algunas "corcholatas".

Tal es el caso de la senadora Malú Micher, representante de Marcelo Ebrard quien se negó a firmar el acuerdo, pues dijo, salieron sorteadas empresas que no tenían la capacidad ni cumplían con los requisitos.

Por su parte, Alejandro Rojas Díaz Durán, representante de Ricardo Monreal, también señaló que hubo inconformidades con las encuestadoras seleccionadas. En ese sentido, se pronunció porque Morena haga revaloraciones y que las "corcholatas" definan directamente si están o no de acuerdo.

"Están todavía platicando, yo ya dejé fijada mi posición y están todavía viendo el acta, nosotros ya confirmamos que lo que expresamos siga ahí. No puedo afirmar que estas que quedaron son ya definitivas. Si no hay un acuerdo democrático, puede haber un conflicto que nadie deseamos, hoy no hay acuerdo al 100 por ciento. La dirigencia tiene que mostrar la mayor habilidad política posible", dijo el senador Rojas Díaz Durán al salir de la “encerrona” de Morena.

Por su parte, el diputado Carlos Puente, representante de Manuel Velasco, rechazó comentar si hubo desacuerdos o reclamos por las encuestas seleccionadas.

"Todos lo vimos, lo vivimos, que fue transparente y hay una insaculación. En cuanto a eso, no puede haber una conformidad o inconformidad. A lo mejor el resultado no es coincidente para algunos, de acuerdo a sus propuestas, y para otros sí", expresó el diputado federal.

Tras la reunión, Mario Delgado, dirigente de Morena, emitió un mensaje acompañado de Alfonso Durazo, presidente del Consejo Nacional del partido y otros liderazgos, donde señaló que este viernes se hará una valoración de las casas encuestadoras que fueron seleccionadas en donde se verificará que cumplan con los requerimientos técnicos y capacidad para levantar los cuestionarios fijadas por la Comisión de Encuestas de Morena.

Mario Delgado refirió que en caso de que no cumplan con los requisitos se sustituir a la encuestadora atendiendo el protocolo que se aplicó hoy en la selección de las cuatro primeras empresas. Además, subrayó que la dirigencia actuó con transparencia en este proceso.