Revisará subsecretaria de EUA flujo migratorio con México ante inminente incremento

El Departamento de Estado informó que Valls Noyes se reunirá con socios de organizaciones internacionales y con representantes del gobierno mexicano, incluida la Comisión Mexicana de Ayuda a Refugiados (Comar).

Revisará subsecretaria de EUA flujo migratorio con México ante inminente incremento
Existe un inminente incremento en los flujos migratorios hacia Estados Unidos que se espera en las próximas semanas. 

La subsecretaria de Estado de Población, Refugiados y Migraciones de Estados Unidos, Julieta Valls Noyes, realiza una visita de tres días a México para dialogar en torno al fenómeno en la región, ante el inminente incremento en los flujos migratorios hacia Estados Unidos que se espera en las próximas semanas. 

El Departamento de Estado informó que Valls Noyes se reunirá con socios de organizaciones internacionales y con representantes del gobierno mexicano, incluida la Comisión Mexicana de Ayuda a Refugiados (Comar), para analizar los esfuerzos de colaboración y las prioridades compartidas para abordar el desplazamiento forzado en la región. 

La visita se realiza del 20 al 23 de abril y en las actividades de Noyes también se incluyen reuniones con proveedores de asistencia humanitaria crítica para poblaciones vulnerables, incluidos refugiados y migrantes, con los representantes en México las agencias de Naciones Unidas en temas migratorios y de refugio.

De acuerdo con datos de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP, por sus siglas en inglés), durante marzo fueron detenidos 221 mil 303 migrantes en su intento por entrar a Estados Unidos de manera irregular. 

La cifra es 33 por ciento más alta a la que se reportó en febrero, 165 mil 894 aprehensiones; en tanto que en enero de este año el número de personas en movilidad forzada detenidas cuando trataba de cruzar la frontera méxico-estadounidense fueron 154 mil 812.

La misión de la funcionaria ocurre a unas semanas que la Casa Blanca levante el llamado Título 42, con el cual se evitaba la entrada de migrantes a Estados Unidos por motivos de salud pública, incluidos a los solicitantes de asilo, que se emprendió a partir de la pandemia de COVID-19. Se prevé que esto genere un aumento en la llegada de migrantes que viajan de forma irregular hacia territorio estadounidense.

Con información de La Jornada