Debido a la inconformidad que generó en Morena la designación de Rommel Pacheco como precandidato a la presidencia municipal de Mérida, Yucatán, el excalvadista pidió a simpatizantes que le dieran la oportunidad de demostrar que era un aliado de la 4T.

A través de un video en sus redes sociales, el expanista señaló a los morenistas que era un aliado y un amigo que iba a ser equipo con ellos después de que el partido lo designara precandidato para la alcaldía al ser el mejor posicionado en las encuestas.

“A todos los militantes simpatizantes de Morena y la 4T: yo soy un aliado, un amigo que viene a hacer equipo con ustedes. Les pido que nos unamos para enfrentar juntos esta batalla, que me den la oportunidad de presentarme y de demostrarles mis ganas de un cambio genuino y profundo en Mérida”, señaló en el video.

Da clic aquí y entérate de todo sobre las elecciones y la política en nuestro canal de Telegram

De igual modo, aseguró que era un luchador del movimiento que busca la revolución de Mérida y atribuyó las críticas a una guerra sucia: “las críticas han sido duras por el mismo miedo que tienen de perder el gobierno, el poder y sus privilegios. Es comprensible esta guerra sucia en mi contra”.

Pese a esto, dijo ser una persona que crece ante la adversidad, por esto llamó a la gente a que sumaran a más personas para apoyar sus aspiraciones, así como la transformación del municipio. 

Con la llegada de Pacheco Marrufo a la precandidatura, en Mérida militantes encabezados por Alberto Nolasco, acusaron que “chapulines” se estaban adueñando de candidaturas y cargos en Morena.

Rechazaron la elección del exclavadista olímpico como candidato a la alcaldía de Mérida, alegando que se vulneran derechos de morenistas que pugnaron por un proceso democrático. 

Hay que recordar que Rommel llegó a Morena después de que en el PAN no apoyaran sus aspiraciones para ser el candidato a la gubernatura de Yucatán, siendo Renán Barrera el elegido albiazul.