¿"Sacudir" a la UNAM?

Si hay un rasgo que caracteriza al presidente López Obrador es la búsqueda permanente del conflicto.

¿"Sacudir" a la UNAM?

Si hay un rasgo que caracteriza al presidente López Obrador es la búsqueda permanente del conflicto. Lo busca y lo provoca con partidos políticos, intelectuales, periodistas, activistas, organizaciones de sociedad civil, gobiernos extranjeros y ahora hasta con la UNAM.
¿Qué gana el presidente con la constante confrontación? Para algunos, manejar la agenda, para otros aumentar su control sobre los actores públicos.
Si bien su forma de actuar es prácticamente la misma en todos los casos, no todos los actores se encuentran en la misma situación. Y esta vez, pareciera que pegarle a la UNAM es un error.
Considerada como una de las instituciones de mayor prestigio en el país, la Universidad Nacional no parece ser un blanco cómodo.
Sin embargo, la respuesta hasta ahora parece limitada y con poco costo para la autoridad, de ahí que resulte pertinente preguntarse hasta dónde los dichos de la semana pasada fueron una ocurrencia y hasta dónde un anuncio de lo que puede venir. 
¿Qué tanto está dispuesto López Obrador a seguir en esa ruta para meter la mano del gobierno en la institución?, ¿qué tan contundente sería la respuesta de la comunidad universitaria si hubiera un intento de asalto político?
Esperemos por el bien del país que la sensatez y la prudencia esta vez le ganen a la naturaleza conflictiva del presidente, y que aquello de la necesaria "sacudida" a la UNAM quede solo como una desafortunada declaración. 
@MarioCampos