Samuel García asegura que ‘la vieja política’ busca sacarlo para mantener sus negocios, privilegios e impunidad

El gobernador de Nuevo León explicó en una carta la situación política que se vive en la entidad en la búsqueda del PRI y el PAN de mantener su impunidad.

Samuel García asegura que ‘la vieja política’ busca sacarlo para mantener sus negocios, privilegios e impunidad
Samuel García, gobernador de Nuevo León.
Foto: tomada de X.

El gobernador de Nuevo León, Samuel García, aseguró que “la vieja política”, como le llama a la oposición, ha intentado de todo para sacarlo del gobierno y seguir saqueando impunemente el estado; sin embargo subrayó que ha fracasado.

En una carta dirigida a los neoleoneses explicó los embates que ha vivido por parte de la oposición desde el inicio de su gestión, en su búsqueda de mantener su impunidad y regresar a los privilegios.

“Desde que todas y todos comenzamos a construir el nuevo Nuevo León, hemos enfrentado la oposición de la vieja política que ha secuestrado al Congreso, al Tribunal Superior de Justicia, la Fiscalía Estatal y otros órganos autónomos, para proteger sus negocios y mantener su impunidad”, indicó. 

Señaló que en los dos años y medio de su mandato han tratado de cambiar ilegalmente la Constitución para apoderarse de órganos autónomos; además de que intentaron condicionar la aprobación del presupuesto a que se le entregara dinero solo a municipios gobernados por el PRI y el PAN.

De igual manera destacó que quisieron poner como gobernador al presidente del Tribunal Superior de Justicia, uniendo dos poderes en uno; así como nombrar como fiscal a una persona que hoy es su candidato a una alcaldía. 

García Sepúlveda señaló que han utilizado además la Fiscalía estatal para perseguir a funcionarios de su gabinete, a los que les han fabricado más de 100 carpetas de investigación y todo con el propósito de protegerse y asegurar que queden impunes los actos de corrupción que denunció al iniciar su mandato.

“Ayer, de manera unánime la Suprema Corte de Justicia de la Nación en el juicio político promovido por diputados del PRI y del PAN en un nuevo intento por adueñarse de manera ilegítima del Gobierno del Estado, prohibió que fuera separado o removido del cargo, ya que ellos no tienen facultades para eso”, destacó.

Aseguró que han fracasado en todos sus intentos porque su gobierno es incorruptible, respeta la ley y hace lo correcto. 

Asimismo dejó en claro que no hay un conflicto entre su gobierno, el Congreso o el Tribunal Superior de Justicia, pues él siempre respetará y defenderá el estado de derecho, la autonomía y la división de poderes. 

“Lo que estamos viviendo en Nuevo León es una disputa entre lo nuevo y lo viejo, entre miles de hombres y mujeres que queremos un nuevo Nuevo León y la vieja política que secuestra y pervierte a las instituciones para mantener sus negocios, privilegios e impunidad. Esto es lo que sucede cuando las personas incorrectas llegan a los gobiernos y a los Congresos”, puntualizó.