Así funciona la técnica del bombardeo de nubes que propone Samuel García

Bien dice Samuel García que no es Tláloc, pero el gober ha recurrido a esta técnica para generar lluvias que puedan llenar las presas

Así funciona la técnica del bombardeo de nubes que propone Samuel García
Captura de pantalla

El método de bombardeo de nubes no es una técnica exclusiva de Samuel García, gobernador de Nuevo León, en un intento por provocar precipitaciones en el estado ante la crisis del agua que afecta principalmente a zonas populares de la entidad. Pero, ¿en realidad se puede hacer llover con este mecanismo?

Bien dice Samuel García que no es Tláloc, pero el gober ha recurrido a esta técnica para generar lluvias que puedan llenar las presas que abastecen de agua a las colonias de la región de Monterrey y sus alrededores; aunque hasta el momento estos esfuerzos han sido insuficientes.

¿Qué es el bombardeo de nubes?

El bombardeo de nubes, también es conocido como siembra de nubes y tiene el objetivo de estimular lluvias, a través de la inyección de nubes con yoduro de plata, pero también se pueden utilizar sustancias como hielo seco o dióxido de carbono congelado. 

A este proceso se le conoce como generación de lluvia artificial y su efectividad es de entre 10% y 20% en el aumento de las precipitaciones. 

El doctor Francisco Cereceda, director del Centro de Tecnologías Ambientales de la Universidad de Santa María, explicó que las partículas inyectadas en las nubes, actúan como núcleos de condensación del vapor de agua, donde estas partículas atmosféricas deben ser capaces de absorber agua.

El proceso de formación de la lluvia continúa, en la medida que comienza el fenómeno de coalescencia, en el cual estas partículas se atraen entre sí y comienzan a aumentar de tamaño por coagulación, formando una gota más grande. 

Mecanismo ha sido usado por la Sedena

Estos mecanismos son principalmente utilizados por la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) y Agricultura en un esfuerzo para combatir los incendios forestales. 

En un operativo de abril de 2021, la Sedena desplegó un avión King Air 350i el cual acondicionó con un sistema de aspersión; sobrevoló entre los municipios de Santiago Linares y Montemorelos, Nuevo León. 

En dicho punto se realizó una descarga de 100 litros de yoduro de plata en solución de acetona que al interactuar con las condiciones climatológicas generó lluvias en el área.