La precandidata presidencial por Morena, Claudia Sheinbaum, descartó que la inseguridad en el país vaya a afectar el proceso electoral de este año luego del ataque de drones por parte de un grupo criminal en Guerrero y el asesinato de aspirantes a cargos de elección.

Tras un evento celebrado en la explanada de la alcaldía de Xochimilco, la precandidata morenista tuvo un encuentro breve con medios en donde fue cuestionada sobre el ataque a pobladores en Buenavista de los Hurtado por parte de la Familia Michoacana.

De igual forma, se le preguntó sobre su opinión con respecto a los asesinatos de dos precandidatos a alcaldías de Chiapas y Colima, a lo que respondió que las elecciones del 2 de junio se llevarán a cabo será pacífica pese a provocaciones.

Da clic aquí y entérate de todo sobre las elecciones y la política en nuestro canal de Telegram

“Habrá provocaciones siempre hay provocaciones, pero va a ser una elección pacífica”, señaló a los medios. Añadió también que el gobierno federal seguirá trabajando para dar certeza de seguridad en el país.

“Hay que seguir trabajando, como siempre he dicho, son dos brazos para atender el tema de la seguridad: el primero es la atención a las causas, que nunca puede olvidarse, y el segundo tiene que ver con avanzar en la cero impunidad, que frente a cualquier delito, haya sanciones”, señaló.

Pues el pasado 4 de enero se dio a conocer que en la comunidad de Buenavista de los Hurtado, en la Sierra de Guerrero, había sido atacada con drones y habían asesinado a cerca de unas 30 personas, según reportaron organizaciones civiles.

De igual modo, el viernes 5 de enero, se reportó el asesinato de dos aspirantes opositores Sergio Hueso de Movimiento Ciudadano para Armeria, Colima, y David Rey González, de Fuerza y Corazón por México para Suchiate, Chiapas.

Cabe señalar que también en días pasados fue asesinado el regidor del municipio de Cuautla, el panista Giovanni Lezama, quien aspiraba a una diputación. Por esto, la precandidata a la gubernatura de Morelos por parte de la oposición, Lucy Meza aseguró que se quería amedrentar a la oposición.