Sugiere Profeco al Congreso analizar sanciones efectivas contra publicidad engañosa

Una medida podría ser, incluso, que el medio omiso pierda la concesión federal.

Sugiere Profeco al Congreso analizar sanciones efectivas contra publicidad engañosa
Productos: enfocados básicamente a la pérdida de peso, la potencia sexual y los cosméticos. 

Ricardo Sheffield Padilla, titular de la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco), sugirió al Congreso de la Unión explorar la posibilidad de sancionar incluso con la pérdida de la concesión federal, a cualquier medio que no acate una orden con relación a quitar publicidad engañosa de su difusión.

Durante su participación en el evento virtual “Diálogos Parlamentarios: prohibición de productos milagro”, convocado por la Mesa Directiva del Senado de la República, el titular de la Profeco consideró importante que el Legislativo, en particular la Cámara de Senadores, explore la manera de perfeccionar la Ley en la materia. “Hay que analizar los alcances para tener la facultad de sancionar”. 

¿Qué se dijo? “La Ley es imperfecta en estos casos porque el más grande castigo que tienen estos concesionarios de las frecuencias de comunicación es la concesión del Gobierno Federal; aquí encontramos que ninguna otra autoridad considera que la Ley le da facultades de bajar la publicidad o de sancionar al que no lo baja”.

Además, indicó que la Profeco trabaja de manera coordinada con la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris), en contra de la publicidad engañosa, como en este caso los productos milagro, y los productos que tienen que ver con la salud, así como el nuevo etiquetado para alimentos y bebidas procesadas, bajo la Norma Oficial Mexicana NOM-051

En el evento, en el que también participó la presidenta de la Mesa Directiva del Senado de la República, Olga Sánchez Cordero, el procurador pidió dotar a la policía cibernética de facultades para perseguir a quienes promueven los productos milagro, toda vez que la venta principal de los mismos se realiza vía internet, donde a final de cuentas es un delito de fraude lo que se está cometiendo.

Productos: enfocados básicamente a la pérdida de peso, la potencia sexual y los cosméticos.