Surge el festival de cine en línea para promover la cultura de Japón

Decidieron explorar y adoptar nuevos formatos para experimentar nuevas maneras de conectar con seguidores de la cultura japonesa

Surge el festival de cine en línea para promover la cultura de Japón
Foto cortesía del festival

A raíz del aislamiento social derivado de la pandemia, las manifestaciones culturales tuvieron que encontrar nuevos espacios para que la gente accediera a ellas. En el caso de Japón, surgió el festival de cine en línea, que tiene como finalidad promover la cultura nipona en el exterior, así como realizar actividades de intercambio cultural con otros países.

Debido al panorama, las autoridades japonesas decidieron “explorar y adoptar nuevos formatos para realizar nuestra misión, experimentando nuevas maneras de conectar con nuestros seguidores y entusiastas de la cultura japonesa, así como promover actividades que llamen la atención de nuevos públicos”, indicó Naoko Sugimoto, directora de la Fundación Japón en México.

Durante la primera edición del Festival de Cine Japonés en Línea, lanzada unos meses después del inicio del confinamiento mundial, las 12 películas en cartelera estuvieron disponibles sólo con subtítulos en inglés, a pesar de eso, en países como México hubo mucho interés, pues fue uno de los que más visualizaciones generó.

Un año después, el encuentro virtual volvió con un mayor alcance: llegó a 20 países y ofreció 30 cintas subtituladas en español. Para su tercera edición, es ya una de las más grandes muestras de cine en línea disponibles en América Latina. Este 2022, naciones como Perú, Argentina y Ecuador también podrán disfrutar del festival que se transmitirá del 14 al 27 de febrero.

La cita fílmica, que ha logrado reducir las barreras físicas, tiene como tema “viajar”. Por eso las cintas que integran la programación de este año están dedicadas a mostrar la variedad y profundidad con que la cinematografía japonesa es producida en la actualidad.

De las 20 películas que integran el programa, siete son de los pasados dos años; ocho son ficciones, entre las que hay comedia, drama y thriller, entre otros géneros; también están dos documentales: uno sobre el deporte del sumo y otro acerca de la cocina nipona; además, hay dos filmes de anime. Asimismo, el festival contará con el clásico de Akira Kurosawa, Rashomon.

Intercambio intelectual
“Es a través de la cultura, la lengua y el intercambio intelectual que la fundación busca estrechar lazos entre países”, destacó la funcionaria japonesa. Además de “facilitar el acceso al cine japonés”, el encuentro tendrá actividades en la Cineteca Nacional de la Ciudad México: un taller sobre el realizador Akira Kurosawa y un cineblub para debatir en torno a títulos ¡Es una película de verano!, de Soushi Matsumoto, y Bajo el cielo abierto, opera prima de Miwa Nishikawa, cineasta descubierta por Hirokazu Koreeda, ganador de la Palma de Oro.

La cinta de Nishikawa, también escritora, está basada en una novela de Ryūzō Saki. “En sí, el argumento es muy simple; sin embargo, lo que me llamó mucho la atención es la realidad de la gente que cuando se descarrila de la línea de lo que socialmente debe de ser tiene tantas dificultades, penurias”, explicó la directora en conferencia virtual.
Para llevar la obra a la pantalla grande, Nishikawa tuvo que modificar y adaptar diversos aspectos de la novela. Su compromiso con la historia, la llevó a entrevistar a ex convictos y ex yakuzas para nutrir la película. “Le fui agregando algunos mensajes que no existen en la obra original”, admitió la realizadora.

Para la japonesa, la posibilidad que le brinda el festival es grande. Nishikawa lamenta que en su país el presupuesto destinado a producir cine sea muy bajo, “por eso contenidos que por el presupuesto que se da en el cine japonés no se pueden cubrir, los escribo como novela”, explicó.

La cineasta, sin embargo, ha logrado complementar ambas formas de contar historias, “el cine y la novela están en una situación de apoyo mutuo, se están complementando. Cada área ofrece un elemento diferente y yo quiero sacar lo bueno de cada una”.

Nishikawa, quien admitió tener influencias de realizadores latinoamericanos, como el mexicano Alfonso Cuarón y el argentino Gastón Duprat, también lamenta que, a diferencia de Latinoamérica, en Japón las generaciones más jóvenes no tengan mucho interés ni un entorno adecuado para desarrollar el séptimo arte. “Trabajamos en un ambiente no muy favorable”, sostuvo.

A pesar de que Bajo el cielo abierto no aborda un tema muy llamativo para la sociedad nipona, la cinta fue bien recibida en Japón. “La reacción de la gente fue muy buena. Mejor de lo que esperaba, ya que en esta película se abordan temas como la soledad, estar desconectado con el mundo, la incertidumbre hacia el futuro; creo que en estos momentos que vivimos por la pandemia, la gente sintió empatía y conexión”, señaló Nishikawa.

El Festival de Cine Japonés en Línea se podrá ver de forma gratuita en la página jff.jpf.go.jp/watch/. Para acceder a las cintas será necesario registrarse. Los cineclubes y el taller sobre Akira Kurosawa también estarán disponibles de manera gratuita de forma presencial, previa inscripción en la página festivaldecinejapones.online/
Con información de La Jornada.