TEPJF da marcha atrás a sanciones en ‘Quién es quién’: García Vilchis no incurrió en propaganda electoral 

La Sala Especializada del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) dio marcha atrás a las sanciones para la sección “Quién es quién en las mentiras”, al determinar que la titular de ella.

TEPJF da marcha atrás a sanciones en ‘Quién es quién’: García Vilchis no incurrió en propaganda electoral 

La Sala Especializada del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) dio marcha atrás a las sanciones para la sección “Quién es quién en las mentiras”, al determinar que la titular de ella, Ana Elizabeth García Vilchis no incurrió en uso indebido de recursos públicos, propaganda electoral ni política. 

Esto luego de que García Vilchis se pronunció sobre la labor de los medios de comunicación en la cobertura a Morena durante el proceso electoral durante la conferencia mañanera del 7 de julio. 

¿Qué ocurrió? De acuerdo con Milenio, el 14 de octubre, la Sala Superior del Tribunal Electoral frenó la multa de más de 17 mil pesos a Morena, las sanciones a 10 concesionarias, el exhorto a García Vilchis y al presidente Andrés Manuel López Obrador, la orden al Órgano Interno de Control de la Presidencia para sancionar al vocero Jesús Ramírez y al titular de Cepropie, así como la indicación de eliminar La Mañanera del 7 de julio, para que la Sala Especializada volviera a analizar el caso. 

Posteriormente, el 9 de septiembre la Sala Especializada determinó que en la sección “Quién es quién en las mentiras de la semana” que sí se incurrió en distintas violaciones porque buscó “poner a Morena como víctima”, acusando a los medios de comunicación de “ensañarse” contra ese partido en el proceso electoral, mismas que se realizaron sin que hubiera concluido el proceso electoral. 

A lo que la Sala Superior ordenó que se aclarara y justificara si las expresiones de García Vilchios fueron propaganda política o electoral. 

En ese sentido el magistrado Luis Espíndola presentó un proyecto que dejaba sin efecto la determinación al señalar que no existieron los dos supuestos y declaró inexistente el uso indebido de recursos públicos y dejó insubsistentes las sanciones, vistas y vinculaciones que se dieron hace más de un mes.