El Pleno del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) por mayoría de votos decidió mantener firme la convocatoria y el proceso del Frente Amplio Opositor, del PAN, PRI y PRD, con miras a la definición de su candidatura presidencial. Sin embargo, ordenó al Consejo General del Instituto Nacional Electoral (INE) la emisión de lineamientos generales para regular y fiscalizar el proceso tanto de la oposición como de Morena, para lo cual dio un plazo de 5 días. 

Durante el debate solo estuvieron presentes 4 magistrados, de los cuales Reyes Rodríguez Mondragón, Indalfer Infante y Felipe Fuentes se posicionaron en contra del proyecto de Janine Otálora Malassis para declarar inválido al Frente Amplio Opositor.

Político MX, te recomienda: Encuesta de Encuestas: Xóchitl Gálvez saca 28 puntos a Creel en carrera por candidatura presidencial de la oposición

El proyecto de la magistrada Janine Otálora Malassis consideró que la convocatoria tienen como finalidad cometer un fraude a la ley, pues dijo que se trata de la elección de la persona que será la candidata o candidato presidencial de 2024. 

“Yo advierto que los actos relativos al procedimiento establecidos a la convocatoria tienen como finalidad cometer un fraude a la ley y esto porque su realización tiene como trasfondo una serie de acciones tendentes a la elección de la persona que será la candidata o candidato a la Presidencia de la República”, así lo dijo. 

Otálora Malassis destacó que su proyecto considera que la convocatoria es contraria a los principios constitucionalidades de legalidad, equidad de la contienda, certeza que rigen la materia electoral, pese a que los partidos gozan de libertades de autoorganización y autodeterminación en relación con la definición con su estrategias políticas y respecto a los procedimientos a candidaturas a cargos de elección popular. 

Lineamientos al INE 

Durante la sesión, se le ordenó al INE emitir Lineamientos para regular este tipo de procesos con base en los siguientes parámetros: 
• No se pueden utilizar las prerrogativas de radio y televisión de los partidos políticos para difundir o posicionar estos procesos partidistas ni a las personas que participan en ellos.
• No está permitido el uso de recursos públicos y las personas servidoras públicas deben acatar su deber de neutralidad e imparcialidad.
• Siguen prohibidos los actos anticipados de precampaña y campaña.
• El INE debe definir, conforme a la naturaleza de este tipo de procesos, qué tipo de propaganda está permitida, valorando la permanencia o retiro de la propaganda masiva en espectaculares, vehículos de transporte público y pintas de bardas. Además, debe garantizar el retiro de la propaganda que considere prohibida. 
• Se debe implementar una fiscalización especializada para vigilar el origen y destino de los recursos utilizados en estos procesos, contabilizando todas las actividades y propaganda que beneficie o posicione a las personas participantes. El INE deberá emitir un informe con los gastos contabilizados y definir la consecuencia de esta fiscalización.