TWP contradice a AMLO sobre captura de Caro Quintero, la DEA sí participó

El presidente AMLO señaló que la DEA no participó en la detención de Caro Quintero pero una investigación de The Washington Post contradice la versión de López Obrador

TWP contradice a AMLO sobre captura de Caro Quintero, la DEA sí participó
El presidente AMLO y el narcotraficante Caro Quintero
Foto: Cuartoscuro

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, señaló que la DEA no participó en la detención del narcotraficante Rafael Caro Quintero, “el Narco de Narcos”, pero una investigación de The Washington Post contradice la versión de AMLO ya que la dependencia de es país reclutó a familiares del capo como informantes. 

Te recomendamos: ¿Cuántos amparos ha promovido Caro Quintero contra su extradición a EUA?

El diario presentó el reportaje en el que señalan que por 9 años un equipo de la DEA estuvo vigilando los movimientos de Caro Quintero en la zona sur del estado de Sinaloa, que se encuentra a unas pocas millas de una base militar de México. 

Un alto funcionario de Estados Unidos comentó que Caro Quintero se movía en una motocicleta y en una cuatrimoto, el capo era custodiado por equipos de seguridad que circulaban por la zona cada semana.

AMLO comentó que la captura de “el Narco de Narcos” fue planeada y ejecutada al 100% en México. A lo que los miembros de la RCQ Task Force comentaron que eso era absurdo ya que le brindaron información a la Secretaría de Marina (Semar) y a la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) durante 9 años. 

Cabe señalar que el Gobierno de Estados Unidos había presionado a México constantemente para que capturaran a Caro Quintero. En los últimos días el fiscal general de EUA en la administración de Donald Trump, William P. Bar, señaló que le planteó a Marcelo Ebrard, secretario de Relaciones Exteriores, la captura del capo esto mientras discutían sobre la detención de Salvador Cienfuegos.

The Washington Post entrevistó al funcionario quien le comentó que le plantearon a Ebrard que la captura de Caro Quintero era una de las principales prioridades de Estados Unidos.