UNAM se alista para regresar a clases presenciales

La Comisión Universitaria para la Atención de la Emergencia del Coronavirus determinó que las condiciones actuales son favorables para acelerar el retorno a las actividades cotidianas

UNAM se alista para regresar a clases presenciales

La Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) ha confirmado un regreso a las actividades curriculares, debido a que el semáforo epidemiológico se ha mantenido en el color verde, es decir, que los indicadores de la epidemia transcurren a la baja y la cobertura de vacunación contra la COVID-19 de casi el 90%.

En un comunicado, la máxima casa de estudios indicó que además de lo anterior el impacto de la reapertura de algunas actividades presenciales en la UNAM no ha provocado aumento de casos, por lo que la Comisión Universitaria para la Atención de la Emergencia del Coronavirus determinó que las condiciones actuales son favorables para acelerar el retorno a las actividades cotidianas.

"Me permito convocar a los cuerpos colegiados de las diversas entidades universitarias a que, respetando los lineamientos dados ha conocer, lleven a cabo las adecuaciones pertinentes para el retorno seguro a nuestras instalaciones a fin de que el resto del estudiantado y personal académico y administrativo tengan la oportunidad de volver a la actividad presencial en este fin del ciclo escolar", comentó el rector Enrique Graue.

Para ello será indispensable, entre otras medidas señaladas que se sigan los nuevos lineamientos, entre los cuales se establece: 

. El uso obligatorio del cubrebocas en todos los espacios confinados, incluidos medios de transporte de la Universidad. En espacios abiertos y en ausencia de compañía de otras personas el uso del cubrebocas no es obligatorio. 

. Procurar la ventilación de los espacios cerrados, favoreciendo la ventilación natural a través de puertas y ventanas.

. El diseño de los horarios de clases y demás actividades presenciales deberá realizarse bajo criterios de seguridad que eviten aglomeraciones y la permanencia excesiva de personas en los recintos.

. Estimar la sana distancia presencial con criterios más flexibles y adecuados a las necesidades en salones, laboratorios, cubículos, auditorios, áreas comunes y transporte universitario.

. Limpiar periódicamente las superficies.

"Hemos vivido ya muchos meses muy difíciles y tristes. Hemos vivido alejados físicamente. Durante este periodo, la comunidad universitaria se comportó de manera ejemplar. Gracias a ello, podemos ya intensificar –y celebrar— el retorno presencial de todas y todos a nuestras instalaciones", agregó.