Xóchitl Gálvez, excandidata presidencial de la coalición PAN-PRI-PRD, reapareció tras su derrota en la elección presidencial del 2 de junio, y en varios medios de comunicación, habló sobre aquella noche en la que reconoció el triunfo de Claudia Sheinbaum, que derivó en un conflicto entre ella y el dirigente nacional panista, Marko Cortés.

Dicho tema se robó los reflectores, pero la senadora también abordó distintos puntos, dentro de los cuales, se encuentra su reflexión post-electoral.

En entrevista con Carlos Loret de Mola para Latinus, Gálvez Ruiz realizó una autocrítica y dio tres razones por las cuales no obtuvo buenos resultados en las urnas en la jornada electoral.

Da clic aquí y entérate de todo sobre las elecciones y la política en nuestro canal de WhatsApp

Falta de preparación

En su ejercicio de autoevaluación, Xóchitl reconoció que no tuvo la preparación suficiente para encarar la contienda presidencial, señalando que esto le costó al final de los comicios.

“Quizá prepararme mucho más con más anticipación. Si iba a tomar la decisión de hacer este proyecto, pues a lo mejor un par de años estudiar más”, mencionó.

Desempeño insuficiente en primer debate

Otra razón que planteó la opositora fue que en el primer debate no asumió una postura más ‘agresiva’ y ‘desafiadora’ contra su rival, que en aquel entonces era Sheinbaum. Incluso, reveló que su mal desempeño en el encuentro resultó en que Cortés le llamara la atención por primera vez.

“A lo mejor para el primer debate, estudiar menos y preparar más los ‘trancazos’. Porque al final, lo que te quedan son los ‘trancazos’. Nadie se acuerda de tus propuestas. Creo que en el segundo lo entendí mejor”, dijo.

Difusión de polémico video de su hijo previo al debate

Finalmente, Gálvez Ruiz se sinceró y expuso que la difusión del video de su hijo, Juan Pablo Sánchez, en el que se le captó agrediendo a trabajadores de un antro en Polanco, fue un golpe duro que le afectó en el primer debate.

“Obviamente el ‘trancazo’ de mi hijo, pues emocionalmente, para el primer debate, sí me pegó. Es la verdad. A lo mejor a un hombre le vale ‘sombrilla’, ¿no? Las mujeres reaccionamos distinto, emocionalmente somos distintas (...) Fue un golpe bajo (...) Seguramente le buscaron”, expuso.