Vincent Van Gogh sufría trastorno bipolar; conoce qué es está enfermedad

Vincent Van Gogh es considerado uno de los máximos referentes del postimpresionismo, y se ha planteado que el pintor padecía trastorno bipolar

Vincent Van Gogh sufría trastorno bipolar; conoce qué es está enfermedad
El pintor Vicent Van Gogh
Foto: Pixabay

Vincent Van Gogh es considerado uno de los máximos referentes del postimpresionismo. A lo largo de la historia se ha planteado que el pintor neerlandés tuvo una tormentosa tormentosa rodeada de enfermedades como epilepsia, episodios de psicosis y trastorno bipolar (TBP).

Pese a que no existe un informe médico oficial que avale que el artista padecía TBP, con el fin de generar conciencia sobre el impacto de dicho padecimiento, la Sociedad Internacional de Trastorno Bipolar (ISBD) estableció el natalicio de Vincent Willem Van Gogh (30 de marzo de 1853) como el Día Mundial del Trastorno Bipolar.

¿Qué es el trastorno bipolar?

Si bien es cierto que el pintor es creador de uno de los cuadros más famosos en la historia del arte: La Noche Estrellada (1889), la realidad también demuestra que Vincent Van Gogh sufría de depresión, ansiedad y trastorno bipolar, problemas que lo llevaron a automutilar su oreja izquierda en 1888 y a cometer suicidio el 29 de julio de 1890, meses después de cumplir 37 años.

La mencionada obra La Noche Estrellada (1889), concebida en un hospital psiquiátrico; Los girasoles (1888-1889), una serie de cuadros con la misma temática y Trigal con cuervos (1890), el cual suele interpretarse como una premonición de su muerte, son sólo algunas de las piezas más emblemáticas del artista. Ahora bien, ¿qué es el trastorno bipolar que pudo aquejar a Van Gogh?

De acuerdo con la Secretaría de Salud del Gobierno de México, se trata de una enfermedad conocida como maníaco-depresiva en la que se presentan periodos constantes de depresión y manía. La primera hace referencia a la disminución en la capacidad funcional normal de una persona y la segunda a un estado de ánimo irritado. ¡

El trastorno bipolar (TBP) puede afectar tanto a hombres como mujeres. Por lo general se desarrolla en las últimas etapas de la adolescencia o al comienzo de la etapa adulta, es decir, entre los 15 y 25 años. Se estima que a nivel mundial lo presentan entre un 0.2 a 1.6% de la población.

Según el Instituto Nacional de Neurología y Neurocirugía (INNN), el TBP consta de dos fases: depresiva y maníaca. A continuación te decimos cuáles son los síntomas de cada una.

Fase depresiva del trastorno bipolar

  • Sentimientos de tristeza o vacío
  • Pérdida de interés en cosas que antes generaban gusto
  • Comer en exceso y falta de apetito
  • Problemas para dormir
  • Movimientos lentos
  • Apatía, fatiga o poca energía
  • Sentimientos de impotencia y culpabilidad
  • Disminución en la concentración y memoria
  • Ideas constantes de muerte y en ocasiones se llega al suicidio

Fase maníaca del trastorno bipolar

Elevado y expansivo estado de ánimo

Pensamientos acelerados y hablar más rápido de lo habitual

Hiperreacción a estímulos

Molestia por comentarios simples o cosas triviales

Gastar dinero en exceso y contraer deudas importantes

Mucha generosidad

Aumento en la autoestima, a tal grado de pensar que se es poderoso y mejor que los demás

Exceso de energía

Disminución de la necesidad de dormir

Aumento del impulso sexual

Alucinaciones o ideas extrañas

Aunque no existe una cura para el trastorno bipolar, sí hay tratamientos que pueden controlarlo. Sin embargo, todo depende de los síntomas de la persona, así como la severidad y duración de la enfermedad. Lo más común es el "uso de medicamentos asociados con la psicoterapia", únicamente a cargo de un especialista.

Con información de El Heraldo de México