Xóchitl Gálvez, virtual candidata única del Frente Amplio por México, descartó que Beatriz Paredes haya sido presionada para declinar a su favor para dejarle el camino libre para encabezar al Frente Amplio por México, pues dijo, “es una chingona”. 

Político MX te recomienda: Xóchitl y Beatriz juntas por primera vez, tras declinación del PRI

En entrevista con Aristegui en vivo, la precandidata de la oposición expresó: “Beatriz decidió por ella misma, es una chingona, es una mujer independiente”, con lo que cerró la posiblidad de que la priista se haya dejado presionar. 

“Cuando yo me enteré el lunes que había una presión a Beatriz para que ella declinara, el propio presidente lo mencionó en la mañanera, me pareció inaceptable por ella y por mi; yo dije ‘vámonos a la elección el domingo’”, dijo. 

Xóchitl Gálvez destacó que su objetivo fue terminar el proceso como estaba programado el próximo 3 de septiembre tras la jornada de consultas, que valdrían el 50 % de la decisión para ungir a la virtual candidata presidencial del Frente Amplio

No obstante, señaló que la decisión del retiro de Beatriz Paredes fue del PRI, “no depende de mí”, además resaltó que su lugar no se lo debe a los partidos, sino a los ciudadanos que la respaldaron luego de que el presidente Andrés Manuel López Obrador le cerró la puerta de Palacio Nacional. 

Además llamó al presidente López Obrador a ocuparse del proceso interno de Morena, pues “ya se están dando hasta con la cubeta”, dijo.

“Él tendrá que ocuparse de su sucesión, ya se están dando hasta con la cubeta porque no habla de las tranzas que están haciendo en las encuestas en contra de Ebrard, de la cargara de dinero público que hubo con Claudia Sheinbaum”, finalizó Xóchitl Gálvez.