Xóchitl Gálvez, quien será la próxima candidata presidencial del Frente Amplio por México, se pronunció por abrir el sector energético a la inversión privada y potenciar las energías renovables, pues consideró que hay “un problema muy serio” en que las empresas estatales administran dinero. Además, la senadora del PAN dijo que a ella no le importa quién produzca la energía, pues para ella lo que importa es que sea la más limpia y la más barata.   

En una entrevista para Bloomberg, Xóchitl Gálvez no se comprometió a privatizar la empresa, pues dijo que respetaba a la brasileña Petrobras, que cotiza en bolsa, sin embargo, señaló que México no tiene los recursos por sí solo para transformar su sector energético y su economía, por ello la inversión privada debe ser bienvenida para acelerar el desarrollo de manera responsable. 

“Tenemos un problema muy grave, que es que las empresas estatales son pésimas para administrar el dinero de los mexicanos y son pésimas para ser productivas. Así que yo sí veo hacia el sector privado sí lo veo, me van a madrear los de Morena. Pero no me importa, porque quiero defender el planeta”, declaró  Xóchitl Gálvez. 
 
En dicha entrevista, la senadora por el PAN explicó que le gustaría reabrir las rondas de licitación petrolera que el presidente Andrés Manuel López Obrador detuvo después de asumir el cargo en 2018.

Gálvez Ruiz subrayó que es una defensora de la energía renovable y que buscaría invertir en hidrógeno y energía solar, de llegar a ganar las elecciones presidenciales de 2024. 

“Si no se tiene dinero para la exploración, la inversión privada ayudará. Para mí, Petrobras es un buen modelo”, agregó Xóchitl Gálvez. 

Agregó que para ella el hidrógeno y otras fuentes de energía limpia son fundamentales para el desarrollo de México, hasta el punto de que, en lugar de Petróleos Mexicanos, bromeó con que le gustaría que Petróleos Mexicanos (Pemex) se llamará “Emex: Energías Mexicanas” y criticó las acciones del gobierno mexicano contra la energías verdes. 

“Hay que ser muy estúpido para apostar a los combustibles fósiles, porque más allá de ser caro, es sucio, entonces con el potencial de México en hidrógeno verde, en energías renovables, la política pública es en energía verde, no hay duda… Viniste, abriste plantas solares o eólicas y luego no pudiste conectarlas porque el gobierno hizo un berrinche y quiso apostar por los combustibles fósiles”, señaló Xóchitl Gálvez.