Xóchitl Gálvez, precandidata presidencial del Frente Amplio por México, reforzó su dispositivo de seguridad durante su visita a la Sierra Tarahumara en Chihuahua, por instrucciones de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena). 

Da clic aquí y entérate de todo sobre las elecciones y la política en nuestro canal de WhatsApp

Previo a un encuentro con líderes sociales en Cuauhtémoc, Chihuahua, la abanderada opositora justificó que hay zonas en las que acude con solo dos elementos de seguridad, pero el Ejército conoce que la región Tarahumara es una zona más compleja y ella aceptó que se implementen las medidas de seguridad. 

“En algunas zonas del país voy con tan solo dos personas, pero ellos saben de antemano que esto es una zona más complicada”, dijo Gálvez Ruiz a Milenio.

“Y bueno como lo dije desde el primer día, pues yo me dejo asesorar y yo puedo decir una cosa, pero el Ejército sabe perfectamente que esta es una región donde hay un problema grave con inseguridad”, detalló. 

Xóchitl recordó que cuando fue directora de la Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas en el sexenio de Vicente Fox, podía acudir a la Sierra Tarahumara sola y en coche: “venía sola en coche y entraba la Sierra Tarahumara y conozco cuál es la problemática. La solución es una mujer que tenga la fuerza, la capacidad y el corazón para entrar a resolver los problemas de inseguridad”.

La abanderada de la alianza opositora acusó que el Gobierno Federal, que encabeza el presidente Andrés Manuel López Obrador se niega a ir a Acapulco porque, según dijo, abandonó a Guerrero ante las afectaciones que dejó el huracán Otis

“El gobierno abandonó a la gente Acapulco, de Coyuca, de verdad es increíble. Por ejemplo, caminé cuatro kilómetros entre la gente, con la gente de las comunidades y ¿cuál es la diferencia? Pues me puse a trabajar, la gente lo que quiere es que te pongas a trabajar. Ahí están las brigadas, ya levantamos varias estructuras que cayeron sobre las casas y con muy pocos elementos”, afirmó Xóchitl Gálvez