La senadora del PAN, Xóchitl Gálvez rompió en llanto luego de que el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, calificó como “farsa”, la historia de superación personal de la aspirante a la candidatura presidencial de oposición que participa en el proceso interno del Frente Amplio por México.

En entrevista con Carmen Aristegui, la panista se mostró emotiva al recordar su vida, sus metas y aspiraciones al emigrar de Tepatepec, Hidalgo, el pueblo de donde es originaria, declaraciones que ha el mandatario federal a considerado “oportunistas” para ganar simpatizantes:

“Yo sí quiero que a la gente le vaya bien como me fue bien a mí. Yo cuando salí del pueblo, te voy a decir cuál era mi aspiración: sacar a mi madre de la pobreza. Ese es mi delito… (¿Delito?) ¿Cuál?, ¿Dejar de ser pobre?, ¿Dejar de vivir en la violencia?; ¿Cuántos mexicanos no sueñan con eso?, ¿Por qué el presidente nos desprecia?”, dijo entre lágrimas.

De este modo, recordó cómo fue su vida cuando pudo cumplir sus metas siendo empresaria, además de que desmintió ser la “candidata de la oligarquía”, pues esa “oligarquía” no estuvo presente en los momentos difíciles de su vida:

“Cuando trabajaba en la presidencia municipal compraba dulces y piñatas porque de niña nunca tuve un juguete, entonces llegaba al pueblo como los Reyes Magos, con muchos juguetes, cuando me fue bien como empresaria. Siempre he tratado de ayudar a otros; a mis primos, a mis hermanos y a mi pueblo”.

“¿Dónde estaba la oligarquía cuando llegué a vivir a un cuarto de lámina?, ¿Dónde estaba la oligarquía cuando yo tuve que pedir fiado un plotter? No es cierto, el presidente me odia porque su gobierno ha sido un fracaso y no lo reconoce”, mencionó.

En mañanera de este lunes López Obrador volvió a criticar a Xóchitl Gálvez y apuntó que su historia de superación personal que la llevó de la venta de gelatinas a la fundación de una empresa, es “una farsa”. AMLO apuntó que se trata de un engaño como ocurrió con los expresidente Vicente Fox y Enrique Peña Nieto.