Presidencial
SNTE_CNTE1200_notas19090718.jpg

Encrucijada de AMLO en educación: ¿va con SNTE o CNTE?

Lun 09 Julio 2018 19:28

Como a Ulises en la tradición griega, Andrés Manuel López Obrador está amenazado por “el canto de las sirenas” en todos y cada uno de los rubros esenciales que debe abordar rumbo a tomar posesión como presidente. Es el caso de la educación donde todos los sectores sociales alzan la voz, quieren ser escuchados y que su agenda prevalezca en la del eventual gobierno. Por ello debe colocarse en la balanza al magisterio oficial y al disidente: esto tendrá un impacto en los meses siguientes y en el futuro de las próximas generaciones.

Por un lado, Esteban Moctezuma, propuesto para la Secretaría de Educación en la próxima administración, informó la semana pasada que habrá una consulta en la materia; detalló que la reforma educativa será derogada una vez que se tenga un "nuevo fundamento jurídico", y sólo se conservará lo que sea útil al aprendizaje.


Entonces aparecen las dos cara del magisterio en este país El Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) expresó su reconocimiento y felicitación a Andrés Manuel López Obrador  y le deseó “el mayor de los éxitos para bien de México”.

En un comunicado muy institucional, el gremio refrendó su compromiso con la defensa de la escuela pública y la vigencia del artículo tercero constitucional; además “confirmó su voluntad de trabajar de manera institucional con el próximo gobierno”. Nada nuevo con respecto a gobiernos emanados de otros partidos, solo haciéndose presente para no quedar fuera del “radar” del poder que asciende desde estos días hasta consolidarse el 1 de diciembre.


Un panorama distinto surge desde la disidencia. El líder de la sección 22 de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), Eloy López Hernández advirtió que si el virtual presidente incumple su promesa de echar abajo la reforma educativa “volverán a las calles para marchar”. 

Recordó que desde febrero, la Asamblea Plenaria de la CNTE en Oaxaca acordó respaldar política y electoralmente al entonces candidato de la coalición "Juntos Haremos Historia". Dijo que los maestros vigilarán la administración de López Obrador para asegurarse de que cumpla con las promesas que hizo y exigirán que su “Plan de Transformación de la Educación” sea la base de la nueva reforma educativa.


Mientras uno confirma su voluntad de trabajar, el tono de amenaza y de chantaje es evidente en el otro. El mayor temor de organizaciones de la sociedad civil en favor de una educación de calidad es que la segunda posición prevalezca, ante el terreno ganado luego de la aprobación de la reforma.


Pese a lo terso que avanza la etapa postelectoral, con miras a la formalización del proceso de transición, la educación tiene focos amarillos ante las posiciones de “echar para atrás” la reforma. Algunos dirán que es mejor empezar de nuevo; pero como un asunto de comunicación política y percepción, el tema no transita de la mejor manera ante la falta de definiciones y  la apariencia de que prevalecerán los intereses propios de grupos radicales.

Mexicanos Primero reprueba a presidenciales en educación