Presidencial
Por México al Frente Anaya Barrales Dante
Frente se registró y perfilan precampaña Anaya-Mancera
Vie 08 Diciembre 2017 18:16

Finalmente PAN, PRD y Movimiento Ciudadano concretaron su inédita unión: este viernes registraron de manera oficial ante el Instituto Nacional Electoral (INE) la coalición "Por México al Frente" para las elecciones federales de 2018. A través de ello se va a dirimir la confrontación de aspiraciones entre Ricardo Anaya y Miguel Ángel Mancera.

Desde ahora se anticipa un periodo de precampañas inédito e intenso entre esos dos personajes, con más negativos que positivos; esto fue resultado de que Mancera simplemente no decidió “bajarse del carro” para 2018.

En su discurso a la hora del registro en el INE, Ricardo Anaya, presidente nacional del PAN, resaltó la labor y el papel del propio Mancera en la concepción e impulso de este Frente, por lo que envió una calurosa felicitación al jefe de gobierno capitalino. Mostró la plataforma de la coalición de la cual subrayó muchos no creían que se pudiera concretar. Todo ello en medio de gritos de simpatizantes que exclamaban “¡Ricardo, presidente!”. Sobre su posible postulación como precandidato presidencial no hizo anuncio alguno.

Volvió a repasar los problemas e indicadores en materia de pobreza, corrupción, inseguridad, violencia, desigualdad; señaló que para quienes están “satisfechos” y buscan la continuidad está el candidato del PRI, en referencia a José Antonio Meade. Por ello resaltó que el Frente es el cambio inteligente y la transformación profunda que requiere el país.

No dejó de mencionar que con este acto Alejandra Barrales cierra “con auténtico broche de oro” su gestión al frente de la dirigencia nacional del PRD y le deseó éxito en los proyectos de corto plazo que están por venir.

Anaya tuvo palabras de agradecimiento para los principales liderazgos perredistas: en particular a Juan Zepeda de quien adelantó que en 6 meses “pondrá en orden a los corruptos del grupo Atlacomulco en el Estado de México”. Criticó a la comentocracia que señalaba “tres veces por semana” que el Frente estaba muerto.



Alejandra Barrales reconoció que llegar hasta ahí no ha sido sencillo, pues son fuerzas políticas distintas, “con visiones distintas”, porque han enfrentado al poder, a quienes apostaron a que no se concretaría: además de que no hay “dedo designador” y comparten el objetivo y el ideal de cambiar el rumbo del país. Hizo referencia a quienes dijeron que el Frente “había durado muy poquito” o que incluso se había “desmoronado”.

La todavía líder nacional del PRD hizo énfasis en que ellos son la muestra de que es posible otra opción de país; reconoció a quienes trabajaron  e impulsaron este esfuerzo, en especial del dirigente de Movimiento Ciudadano, al igual que la convicción de Acción Nacional; tuvo unas palabras especiales para Miguel Ángel Mancera quien contribuyó con todo su esfuerzo para llegar a ese momento.

En su mensaje, Dante Delgado, líder nacional de Movimiento Ciudadano, consideró que es momento de pensar en grande, que se debe actuar a la altura de lo que el país demanda y llegar al objetivo de ganar la presidencia de la República, así como la mayoría del Congreso.

Dijo que se van a enfrentar a mezquindad, ofrecimientos, chantajes, fraudes y amenazas, “lo único que no podemos permitirnos es ser ingenuos y empequeñecernos por la amenaza que viene”.

Felicitó a Anaya por su altura de miras y como principal impulsor de esta coalición; le deseó suerte para el reto que está por venir. De igual manera destacó la posición y valor de Alejandra Barrales como representante de las mujeres inteligentes que se desarrollan en la política y cuya participación ha sido esencial para realizar este proyecto.

En el camino, hasta donde refieren las fuentes consultadas, el PRD logró obtener más distritos a su favor para colocar a sus aspirantes en las próximas elecciones. En esta cadena de acontecimientos, tiene que ver la presión que desde adentro del feudo perredista para renovar de una vez por todas su dirigencia nacional, es decir, el relevo de Alejandra Barrales.


Los dos, Anaya y Mancera, llegarán a esa disputa electoral con una imagen política a la baja; el panista con severas críticas internas y no pocas en el exterior: Mancera se lanzará a esta aventura todavía con la crisis de la reconstrucción por el sismo. Ambos son personajes que no han conocido lo que es una campaña en serio, a nivel de calle, con las fuerzas vivas de los partidos.


Es una apuesta lo de las precampañas de alto impacto: o ambos ganan adeptos, simpatías y preferencias de simpatizantes, descubriendo un carisma y una habilidad política desconocida; o será un fracaso que termine de sepultar aspiraciones y este mecanismo tan complicado en su existencia como se conoció al Frente Ciudadano por México. Se abre una nueva página de la contienda 2018.

PRD se quedaría con 70 diputaciones del Frente Ciudadano