Internacional
Si Hillary Clinton gana habrá más equilibrio, asegura Merkel
ISAAC ESQUIVEL/CUARTOSCURO.COM Merkel en crisis, Alemania podría adelantar elección por ruptura
Dom 17 Junio 2018 16:50

La canciller federal de Alemania, Angela Merkel, confronta la mayor crisis de su administración en 12 años de estancia en el poder, un conflicto que tendrá su desenlace este lunes y que podría implicar la convocatoria a elecciones anticipadas debido a la ruptura del gobierno.

Después de ver con los ministros presidentes (gobernadores) de su partido el juego entre Alemania y México en la Copa Mundial de futbol de Rusia 2018, sesionaron en la Cancillería Federal en Berlín sobre la crisis y los posible caminos a seguir.

El ministro del Interior y líder de la Unión Social Cristiana (USC), Horst Seehofer,  le dio plazo a la canciller hasta este lunes para decidir si se rechaza a refugiados en las fronteras alemanas. Si no hay decisión, o si la decisión de Merkel es negativa, Seehofer lo hará de todas maneras, con lo que provocaría una crisis política en Alemania y en Europa.

Se terminaría de facto el gobierno de coalición de tres partidos que surgió de las elecciones del pasado mes de septiembre, y lo más probable es que se convoque a nuevas elecciones. Sin embargo, las encuestas apuntan a que esos tres partidos perderán aún más votantes en una nueva elección este año.


Merkel pidió, por su parte, dos semanas para negociar con los otros países europeos sobre una política migratoria consensuada.

La palabra la tiene el presidente de la USC de Baviera, de quien se informó en los medios alemanes en el transcurso de este día que habría dicho que “no puedo trabajar con esa mujer”, refiriéndose a Merkel.

El político bávaro de 72 años libra una lucha sorda contra Merkel a pesar de que los dos partidos son socios en el poder y de que se presentan siempre juntos en las elecciones generales. En el Parlamento conforman desde hace décadas una misma fracción parlamentaria que lleva la designación de UDC/USC (Unión Demócrata Cristiana y Unión Social Cristiana de Baviera).

La razón del diferendo es la política migratoria de la canciller federal, quien en el segundo semestre de 2015 abrió las fronteras de Alemania. Solo en lo que restaba de ese año ingresaron al país 860 mil refugiados. De entonces hasta ahora han ingresado en total 1.3 millones de refugiados.

Merkel ya puso el freno migratorio y el flujo de refugiados que ahora llega a Alemania es menor pero no tanto como quisieran muchos en el país. En lo que va del año han pedido asilo 78 mil refugiados.

Seehofer encabeza el ala más conservadora del espectro político alemán con fracción parlamentaria. Su clientela electoral en Baviera, así como muchos alemanes en todo el país, reaccionaron con enojo ante la entrada de refugiados, casi todos ellos provenientes del Medio Oriente y de varios países africanos.

También quedaría de facto, sin efecto el Acuerdo de Schengen, que posibilita desde hace años que los europeos de la Unión circulen libremente entre los países del acuerdo. Para hacer lo que Seehofer demanda, se tienen que restablecer los controles migratorios en las fronteras. Alemania colinda con nueve países.

Merkel advierte que el populismo está condenado al fracaso