Congreso
16_fuero_crimenes_NOTAS291019_ct.jpg

Reforma al fuero presidencial: ¿qué cambiaron los diputados?

Mar 29 Octubre 2019 20:38

Los diputados buscaron dar un paso más adelante al reformar la figura del fuero para el presidente de la República, al ampliar el listado de delitos por los que puede ser juzgado, prácticamente como cualquier ciudadano. Para algunos será sorprendente saber que antes al jefe del Ejecutivo no se le podría iniciar proceso legal por delitos de abuso o violencia sexual contra menores, delincuencia organizada, homicidio doloso, feminicidio, violación o secuestro; por ello las modificaciones constitucionales.

Ajuste de los diputados al dictamen para eliminar el fuero presidencial


En marzo pasado, el Senado avaló el dictamen de reforma en materia de fuero, lo que abría la puerta para que al presidente de la República y a legisladores federales se les pueda imputar y juzgar por actos de corrupción.

En ese momento se contemplaba que durante el tiempo de su encargo tanto el presidente como legisladores federales podrán ser juzgados por:

- Traición a la Patria.

- Hechos de corrupción.

- Delitos electorales


En la sesión de este 29 de octubre, avalados por mayoría calificada, con 420 votos a favor, 29 en contra y cinco abstenciones, los diputados dieron luz verde a los cambios del dictamen. Es así que el Presidente podrá ser acusado, no solo por traición a la Patria, sino también por actos de corrupción, delitos electorales o cualquiera de los enlistados en el artículo 19 de la Constitución:

- Abuso o violencia sexual contra menores

- Delincuencia organizada

- Homicidio doloso

- Feminicidio


- Violación

- Secuestro

- Trata de personas y desaparición forzada y

- Robo de hidrocarburos

 - Los de la ley en contra de la seguridad de la Nación 


Se establece, sin embargo, que para proceder penalmente contra el presidente de la República solo habrá lugar a acusarlo ante el Senado y éste resolverá con base en la legislación penal aplicable.

En su oportunidad el presidente de la Junta de Coordinación Política del órgano legislativo, Mario Delgado, remarcó que con esa reforma se busca que el presidente en funciones pueda ser juzgado por delitos de corrupción, electorales e ilícitos que requieren prisión preventiva oficiosa como ocurre para el resto de los ciudadanos.


Adelantó que la próxima semana, cuando se vote la revocación de mandato, consulta popular, fuero constitucional y condonación fiscal por parte del Ejecutivo “vamos a cambiar por completo la figura del presidente de la República”. Estos ya fueron los primeros pasos en esa dirección.

Manos y piernas presidenciales fueron honradas y robadas