Monreal tomará grupo morenista en Senado, en tensión con Batres

Congreso

monreal_batres1200_notas1260718.jpg

Foto: Cuartoscuro

Político MX

Jue 26 Julio 2018 18:48

La bancada de Morena en el Senado, quizás una de las más poderosas de las últimas legislaturas, iniciará en medio de una tensión (algunos dirán que hasta pugna) entre dos liderazgos más que evidentes: el zacatecano Ricardo Monreal y el capitalino Martí Batres. Finalmente Andrés Manuel López Obrador se decantó por quien fuera el exdelegado en Cuauhtémoc para ocupar la coordinación, a pesar de que el exlíder partidista ya daba por cantado que la ocuparía; hasta ahora vemos entre los protagonistas una actitud institucional que solo oculta un juego de vencidas en lo político.

Columnistas y analistas dan cuenta de cómo se dio este resultado, pues solo basta revisar lo que pasó en la campaña. La coordinación del Senado fue para el zacatecano porque ganó siete de ocho estados, en los que trabajó y por su habilidad para negociar entre bambalinas con la oposición.

Desde ahora se vislumbra que en compensación Martí verá cómo se entregan comisiones legislativas para su gente en San Lázaro, en el Senado, y en el nuevo Congreso de Ciudad de México.


Pese a todo, fue acto claro de compensación ante los reveses que había sufrido Monreal a nivel político frente a la fuerza que tenía Batres en la metrópoli.

Está registrado que Batres impidió que algún candidato del entonces jefe delegacional de la Cuauhtémoc llegara a la Asamblea Constituyente. Para 2015 el líder morenista logró que el partido le suspendiera los derechos partidistas a seis asambleístas cercanos a Monreal Ávila, todo ello en medio de la disputa entre ambos por la candidatura al gobierno local, la cual ya sabemos en manos de quién quedó.


Ahora, en pleno empoderamiento Ricardo Monreal tiene el control de la agenda legislativa para la cámara alta. Ya planteó que su guía principal son los 12 puntos que planteó como prioridad López Obrador y el plan de austeridad para esa cámara; en entrevista adelantó que serán muy cuidadosos con cuatro temas: salarios máximos para servidores públicos, austeridad republicana, corrupción y gobernabilidad.


De forma un tanto irónica, se pudo contrastar la ruta crítica que hubiera planteado Batres como líder del Senado, pues intentó hacer “madruguete” frente a la prensa de que aún habría posibilidad de asumir ese cargo. Presentó una agenda de 25 puntos que conformarán su plan de trabajo para el primer año de su ejercicio legislativo:

- Modificar la Ley de Extinción de Dominio para bienes que sean producto de la corrupción. 

- Reformas al artículo tercero para incluir la educación superior como obligación del Estado.

- Reforma a la ley del Servicio Público docente.

- Creación del seguro de desempleo.

- Reformas para prohibir la privatización del agua.

- Reformas para evitar la reelección consecutiva de alcaldes y legisladores.


Por lo pronto Ricardo Monreal sostuvo que el grupo parlamentario está unido y que 48 de los 55 legisladores electos le dieron su confianza y respaldo en una reunión a puerta cerrada el martes pasado. También se hizo público que hay una buena relación y entendimiento con la exministra Olga Sánchez Cordero, eventual titular de la Secretaría de Gobernación.


Interesante será ver cómo se da la coordinación entre Monreal y Batres en una legislatura que resulta clave para la viabilidad de la presidencia y el proyecto político que encabezará Andrés Manuel López Obrador, el primer presidente en décadas que tiene un control casi absoluto del poder legislativo.

Te puede interesar:
Morena debe conocer qué es el Senado antes de recortes: Gamboa

App Político MX

DESCARGA
NUESTRA APP

Degradado

y recibe lo mejor de Político.mx

Forma central Degradado
Político MX podcast

PODCAST

degradado Forma 45 grados

Escúchanos en estas plataformas:

degradado