Gobierno Federal
14_amlo_epn_calderon_echeverria_menu_cenas_notas_130220_ml.jpg
Fotos: Notimex/Cuartoscuro.com/Proceso

AMLO, EPN, Calderón y Echeverría: de antojitos al tamal de chipilín

Jue 13 Febrero 2020 20:39

La forma es fondo dice el clásico de la política mexicana. En su estilo de gobernar y conducir su presidencia, Andrés Manuel López Obrador se refleja hasta en el tipo de platillos o menús de sus eventos; queda así registrado que en la cena del 12 de febrero de 2020 en Palacio Nacional donde convocó a los principales empresarios del país los agasajó con tamales de chipilín y chocolate. En Político.mx establecemos los comparativos de encuentros importantes y las cenas que mandatarios como Enrique Peña Nieto, Felipe Calderón o Luis Echeverría ofrecieron; la paráfrasis sería dime qué cenas, te diré quién eres.

El motivo de esa cena fue hacer un llamado a que los empresarios aportaran ciertas cantidades de dinero al sorteo en torno al avión presidencial. En cada uno de los lugares se colocó una carta compromiso donde se podía marcar desde 20 hasta 200 millones de pesos para sumarse a dicho proceso. De ahí que uno de los asistentes no pudo evitar la ironía de señalar que lo que probó “son los tamales más caros de mi vida”.


A la distancia, el presidente Luis Echeverría marcó diferencia en su sexenio al ser “nacionalista” en lo que ofrecía en sus actos importantes. Mucho tenía que ver también su esposa María Esther Zuno; en la recepción que venía después del Grito de Independencia, la orden era ofrecer antojitos mexicanos y aguas frescas de jamaica, limón con chía y horchata. Crónicas de la época señalan que incluso se criticó a “los licores extranjerizantes”.


La revelación de los menús no era tan común, incluso podría decirse que era un asunto de seguridad nacional. El uso de los teléfonos celulares y la redes sociales ayudó sin duda a que se “filtraran” esos detalles de las distintas presidencias.

Así llegamos al 14 de septiembre de 2010 cuando Felipe Calderón ofreció una cena de gala a 350 invitados especiales extranjeros por los festejos del Bicentenario de la Independencia de México. En el patio del Castillo de Chapultepec se sirvió un menú con chiles en nogada, sopa de lima, dulces, café, té y vino.


En el siguiente sexenio, si bien la cena posterior al Grito de la Independencia prácticamente se canceló por distintas circunstancias, hubo otros momentos que revelaron los gustos y las aspiraciones del gobierno en turno. Enrique Peña Nieto recibió el 29 de junio de 2015 a los reyes de España; en el menú se ofreció degustación de ceviches; crema de hoja santa con queso de cabra; pescado a la veracruzana; en los postres biscotti con plátano, caramelo y crema batida, así como crême brûlée de mamey.


Habrá quienes harán el contraste con lo del 12 de febrero en Palacio Nacional; por supuesto que hay que establecer el tipo de invitados, el motivo y los alcances del  encuentro. Con López Obrador es claro que la cocina tabasqueña más tradicional va a ser parte relevante de su presidencia y de la forma de atender a sus invitados.

Cómo han sido las cenas de los presidentes en los grandes eventos

Empresarios todavía no dicen sí a AMLO sobre compra-venta del avión