Gobierno Federal
ayudantia1200_notas6191118.jpg

Ayudantía sin armas cuidará a AMLO todo el sexenio, ¿de qué va?

Lun 19 Noviembre 2018 13:25

Abogados, comunicólogos, diseñadores y hasta empresarios conforman la Ayudantía, un grupo de 20 personas que estarán a cargo de la guarda de Andrés Manuel López Obrador y que sustituirá, en labores de logística, protección y acompañamiento, al Estado Mayor Presidencial (EMP), cuando el tabasqueño asuma la Presidencia de la República el primero de diciembre. López Obrador romperá la tradición de más de 100 años que tenía el Estado Mayor Presidencial resguardando la seguridad de los presidentes del país y sus familias.

¿Quién coordina la Ayudantía?

Dicha misión recae ahora en una veintena de personas —todos con estudios universitarios— que desde el 16 de septiembre pasado viajan con el todavía presidente electo. La Ayudantía, que aún no cobra un peso por sus servicios, sino hasta el 1 de diciembre, se estrenó al iniciar la gira de agradecimiento de López Obrador en Tepic, Nayarit, luego de ganar las elecciones de julio.

La cabeza de ese cuerpo civil es Daniel Asaf, un empresario que antes de sumergirse en la ardua labor de cuidar al mandatario electo, se dedicaba a la industria restaurantera.

Asaf, de origen libanés, se encarga de acompañar en todo momento a López Obrador. Un tanto, la labor que antes realizaba su colaborador de mayor confianza, César Yáñez, quien será el coordinador de Política y Gobierno en la próxima administración federal.


Cuando hay eventos o giras por los estados, el empresario es como una sombra para el presidente electo. No se le separa en ningún momento, incluso viaja a lado de él en los aviones y hasta le redacta los tuits que el tabasqueño sube a sus redes sociales.

Discreto, de pocas palabras, Daniel Asaf coordina a la Ayudantía que tiene la difícil labor de darle protección a López Obrador, sin que eso impida tener cercanía con la gente, es decir saludarlo, abrazarlo o tomarse selfies.

El segundo hombre importante en el círculo de protección del presidente electo es David León, quien se encarga de la logística de eventos y giras.

SAyduan

La labor del también exsecretario particular del gobernador de Chiapas, Manuel Velasco, es buscar que los eventos sean impecables. Desde las reuniones con los gobiernos estatales, las vallas, el templete, hasta los accesos de emergencia por si hay que salir a prisa.

¿Cómo operan?

En los eventos masivos, David León —una persona disciplinada— tiene entre sus muchas encomiendas revisar que se instalen vallas para que el presidente electo pase entre la gente, pero a la vez que pueda saludar, recibir peticiones o quedarse a cruzar un par de palabras con sus simpatizantes, ya que la idea del futuro presidente es nunca perder contacto con la ciudadanía.

Por lo regular, las vallas llegan hasta el templete donde se instala una escalera a la que únicamente tiene acceso López Obrador y personas previamente identificadas con gafete de invitados especiales.

En esos eventos multitudinarios y giras de agradecimiento son donde se ha visto en acción a la Ayudantía. En su mayoría jóvenes que rondan los 30 años, caminan hasta cinco personas a lado del político de Tabasco.  

Por lo regular, dos mujeres de mediana estatura flanquean a López Obrador, aún en las llegadas a los aeropuertos donde la gente suele arremolinarse para verlo. En todo momento le cuidan la espalda, no le pierden la vista y tienen preparación en primeros auxilios para atender emergencias.

Otras tres personas están cerca, tampoco se separan mucho, pero son los que reciben documentos, atienden a la gente y recogen las peticiones dirigidas al próximo titular del Ejecutivo. También están preparados en primeros auxilios.

La Ayudantía también apoyar en los eventos para que la logística vaya acorde a lo planeado. Hay una comunicación directa con Daniel Asaf y David León.

El grupo de cinco personas no es el mismo cada viaje, la Ayudantía se organiza para intercalarse en eventos o actos masivos. Sin embargo, todos viajan en el mismo avión que el tabasqueño.

Ninguno de ellos porta armas y en este periodo de transición tampoco reciben pago alguno, solo se paga sus viáticos de viaje. De acuerdo con el equipo cercano del presidente electo, será hasta el primero de diciembre cuando tengan una contratación y puedan percibir un salario que será transparentado por el futuro gobierno.

Durante la gira de agradecimiento que concluyó el pasado 21 de octubre, la Ayudantía tuvo casi como un libro sagrado el protocolo “Gira de agradecimiento del presidente electo Andrés Manuel López Obrador. Líneas generales de seguridad y logística”.

El mismo presidente electo ha declarado que su familia tampoco tendrá protección o guardaespaldas, únicamente tendrán a una parte de la Ayudantía para que los acompañen en su día a día.

Los integrantes de la Ayudantía son persona de suma confianza para el gobierno de transición. Una de las características primordiales es la lealtad hacia López Obrador, toda vez que son el círculo de protección que acompañará al presidente de la República en eventos y giras de trabajo por el país y el extranjero.

Aunado a este equipo de seguridadLópez Obrador también tendrá la protección de corporaciones estatales, el Ejército, la Marina y la Policía Federal, en caso de ser necesario.

AMLO asumirá como presidente, ¿qué dirá en el juramento?