Gobierno Federal
natalicio_franciso_I_madero_30_1019

Francisco I. Madero: su familia y otros datos clave en su historia

Mar 29 Octubre 2019 17:30

El 30 de octubre se conmemora el 146 aniversario del natalicio de Francisco I. Madero, quien fue precursor de la Revolución Mexicana y que inició con la lucha en contra de la dictadura de más de 30 años del general Porfirio Díaz. En esta entrega de El Dato de Político.mx revisaron detalles claves de la vida de uno de los personajes más admirados por el presidente Andrés Manuel López Obrador.

Francisco Ignacio Madero González, nació el 30 de octubre de 1873 en Parras de la Fuente, Coahuila en una de las familias más ricas de México y personajes de la vida política del país. Su abuelo, Evaristo Madero, fue gobernador de Coahuila de 1880 a 1884 durante la gestión del general Manuel González, pero renunció al cargo tras la llegada de Porfirio Díaz a la Presidencia.

grafico_el_dato_francisco_i_madero_300910dd



Inicios en la vida política

Durante sus inicios en la política, Madero continuó con los ideales liberales de su familia y difundió el partido de carácter anarquista “Regeneración” en 1901, sin embargo, fue hasta 1904 cuando comenzó en forma en los temas sociales del país, ya que en este año fundó el Club Democrático Benito Juárez y con ello, creó el periódico “El Demócrata”, en el que difundió los ideales.

En octubre de 1908 escribió el libro “la Sucesión Presidencial de 1910”, que lo proyectó como el candidato viable para contender en las elecciones presidenciales de ese año, por el Partido Antirreeleccionista en contra del general Porfirio Díaz. Emprendió una gira los estados de la República, pero fue aprehendido en Monterrey el 7 de junio.

Fraude electoral 

Madero estaría recluido durante las elecciones presidenciales en las que Porfirio Díaz obtuvo el triunfo por fraude electoral el 26 de junio de 1910. Fue trasladado a San Luis Potosí, donde quedó en libertad bajo caución y se dirigió a San Antonio, Texas, donde proclamó el Plan de San Luis, convocando al pueblo mexicano a levantarse en armas el 20 de noviembre en defensa de la democracia.

En 1911, cuando la Revolución se había extendido por todo el territorio nacional, Madero entró a México y protagonizó un ataque en el municipio de Casas Grandes, Chihuahua.

A la toma de Ciudad Juárez, en mayo de 1911, Madero firmó con los representantes del gobierno los tratados de Ciudad Juárez. Por medio de ellos se puso fin a la larga dictadura del General Porfirio Díaz.

Triunfo maderista

El 7 de junio de ese año, Francisco I. Madero entró a la ciudad de México y fue aclamado por miles de personas como jefe de la Revolución triunfante, quienes le agradecieron por la lucha a favor de los derechos de los trabajadores del campo  y de la legalidad.

Ganó las elecciones presidenciales de 1911, tomando posesión de su cargo el 6 de noviembre de ese año; junto con José María Pino Suárez. Madero gobernó el país por 15 meses.

La Decena Trágica 

Hasta que el 9 de febrero de 1913, se inició una rebelión en la Escuela Militar de Aspirantes encabezada por Manuel Mondragón, por lo que Madero confió la defensa del gobierno al general Victoriano Huerta, quien fungió como encargado de las Fuerzas Armadas.

Sin embargo, Huerta negoció en secreto la toma del poder con los sublevados. El 18 de febrero Aureliano tomó preso a Francisco I. Madero después de una balacera en Palacio Nacional, donde permaneció cautivo con Pino Suárez y Felipe Ángeles, y fue obligado a firmar su renuncia el 19 de febrero 1911.

La tarde del 22 de febrero, Madero, Pino Suárez y Ángeles fueron sacados del recinto y llevados a la penitenciaría, pero  el carro que los trasladaba nunca llegó, ya que fueron asesinados en el camino por órdenes de Victoriano Huerta. A este hecho se le conoce como la Decena Trágica.

AMLO maderista 

Por su parte, el presidente Andrés Manuel López Obrador afirmó que es fiel seguidor de Madero, por su postura de la no reelección y por la lucha por la democracia. Así como por las diferentes frases que ha compartido en eventos masivos, como la de “el pueblo tiene hambre y sed de justicia”, la cual califica de bíblica. 

"Son muchos los problemas porque, como decía Madero aplicando una frase bíblica: ‘El pueblo tiene hambre y sed de justicia’ ", aseveró.

5 momentos de la política en 5 películas: superando la censura