Gobierno Federal
amlorefinerias1200_notas20021018.jpg
Foto: Notimex

Plan para refinerías de AMLO: ¿de qué va?, pros y contras

Mar 02 Octubre 2018 18:00

refinerías amlo


Modernizar todas las refinerías del país, seis en total, y construir dos más en el sureste, es parte del plan de Andrés Manuel López Obrador para impulsar al sector energético. Una de las refinerías que AMLO pretende rescatar, se propuso en el sexenio del panista Felipe Calderón pero quedó inconclusa. En el caso de las nuevas refinerías, estas se construirían en los primeros años del gobierno de López Obrador, quien dice que ayudarían a aumentar la producción petrolera y a bajar los costos de los combustibles. Pero ¿qué tan viable es su plan de reactivación nacional petrolera? Aquí revisamos los pros y los contras

tuit amlo refinerías

Claves para entender la propuesta

La idea de rehabilitar las refinerías del país, no es nueva, Andrés Manuel López Obrador la trabaja desde 2016, la retomó en su campaña presidencial de 2018 y una vez que ganó las elecciones del 1 de julio, le hizo algunos ajustes mínimos. 

La función de una refinería es transformar el petróleo en productos derivados que satisfagan las necesidades de la sociedad. En México hay seis refinerías y López Obrador contempla invertir 50 mil millones de pesos en su modernización. ¿En qué situación se encuentran y cuánto destinará para remodelarlas?

Refinería de Tula, Hidalgo. De las seis refinerías que tiene Petróleos Mexicanos (Pemex), la “Miguel Hidalgo”, ubicada entre los municipios de Tula de Allende y Atitalaquia, fue la primera del sistema petrolero que se planeó de manera integral. La mitad de sus 40 plantas están fuera de operación por mantenimiento o modernización. López Obrador visitó el estado y anunció que tiene estimado invertir 10 mil millones de pesos en  su modernización. Eso no fue todo, el tabasqueño agregó que no descarta revivir el proyecto de la refinería Bicentenario, propuesto por Felipe Calderón para que se construyera también en Tula, pero solo se colocó una barda perimetral, dejó a cientos de campesinos sin tierras, se gastaron más de 600 millones de dólares y luego se canceló. 

“No descartamos, por eso vamos a cuidar el terreno, no descartamos que en el mediano plazo se construya la nueva refinería de Tula como se contempló en un inicio", aseguró. 


Refinería de Salamanca, Guanajuato. AMLO ya dijo que se estima un presupuesto de 9 mil millones de pesos para mejorar su infraestructur.

Refinería de Ciudad Madero, Tamaulipas. Estuvo 7 meses cerrada por remodelación, el costo fue de 1,345 millones de pesos. Por el momento, AMLO no ha dicho exactamente los recursos que se invertirán en ella. 

Refinería de Salina Cruz, Oaxaca. En junio de 2017 y en septiembre de ese año, un incendio y un sismo, respectivamente afectaron su operación y su recuperación ha sido complicada. 



Refinería de Minatitlán, Veracruz. Lleva nueve meses sin producir un solo barril derivado de petróleo, solo se usa para la distribución de combustibles.  



Refinería de Cadereyta, Nuevo León. Tiene 39 años en operación, a través de su Terminal de Almacenamiento y Reparto (TAR) Cadereyta, comercializó durante 2015 más de mil 700 millones de litros de combustibles.

Construir 2 nuevas refinerías 

El proyecto petrolero de AMLO incluye la construcción de dos nuevas refinerías, una en Paraíso, Tabasco; y otra ya sea en Atasta, Campeche o en Tula, Hidalgo, como mencionamos casi al inicio de este texto. Para la de Tabasco, de donde es originario López Obrador, se invertirían 160 mil millones de pesos y las obras se realizarían entre 2019 y 2020. 

Cabe recordar que en 1977 y 1979 comenzaron operaciones las tres últimas refinerías que se construyeron en México, la de Tula, Salina Cruz y Cadereyta respectivamente. Desde hace 39 años que no se edifica una nueva, y en los últimos dos sexenios los planes para hacer una más han fracasado. 

Empresas interesadas en plan de AMLO

Por ahora, solo la empresa estadounidense Bechtel, especializada en infraestructura energética, visitó las oficinas del futuro presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, para conocer su proyecto nacional de reactivación petrolera. Por su parte, Guadalupe Phillips, directora general de la compañía ICA, señaló que también se puso a las órdenes de López Obrador

¿Quiénes lideran el proyecto? Rocío Nahle, futura secretaria de Energía; y Javier Jiménez Espriú, próximo titular de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes; así como Octavio Romero, propuesto para dirigir Pemex.

Pros y contras del plan 

Los planes de AMLO para salvar al sector son positivas; sin embargo, la tendencia la marcarán los precios internacionales del petróleo, comentó Santiago Scolari Albarrán, director de proyectos de Rengen Energy Solutions, quien concedió entrevista a La Razón. 

“Dependiendo de los precios, si aumenta o si baja, será o no beneficioso para México la construcción de una nueva refinería y todo marca, según la tendencia, que los precios del petróleo irán en aumento; si pasa lo contrario, pues no”, dijo.

Un detalle que pocos han tomado en cuenta es que en abril pasado, el presidente en funciones Enrique Peña Nieto firmó la declaratoria de las Zonas Económicas Especiales de Tabasco y Campeche, con incentivos especiales para atraer inversiones y generar empleos. Ante esto, en el Diario Oficial de la Federación (DOF) se difundió el marco regulatorio de estas zonas, ahí dice que no se pueden realizar actividades de refinación de petróleo, procesamiento de gas natural, ni siquiera la comercialización de hidrocarburos. El motivo es que ya se impulsa la economía de Tabasco y Campeche a través de los instrumentos previstos en la Reforma Energética, de acuerdo con analistas consultados por el portal Alto Nivel

Además en Paraíso, Tabasco no hay poliductos y en Atasta, Campeche no hay ductos que puedan transportar crudo, si pones las dos no hay cómo meter la materia prima”, comentó Ramsés Pech.

 La construcción de una refinería con capacidad para producir 300,000 barriles de petróleo diarios a 600,000 requeriría una inversión de hasta 228,000 millones de pesos y tan solo en 2017, Pemex sufrió una pérdida de 320,933 millones de pesos.

Un factor más es que los analistas ven poco probable que las nuevas refinerías puedan empezar a operar durante el gobierno de AMLO, y en caso de concretarse lo harían hasta la recta final.

AMLO se compromete a revivir refinería propuesta por Calderón