Gobierno Federal
04_vacuna_covid_notas270720ct.jpg
Foto: Health.mil

Vacuna para COVID-19: así va la carrera para conseguirla a corto plazo

Lun 27 Julio 2020 19:52

Hay novedades en torno a la carrera por obtener una vacuna contra el coronavirus SARS-CoV-2 o COVID-19. Es prácticamente la mayor carrera científica de las últimas décadas ante el escenario de más de 16 millones de casos confirmados, de donde se desprenden poco más de 640 mil víctimas, al corte de finales de julio de 2020. El mundo está pendiente de cinco proyectos de inmunización que se desarrollan en Estados Unidos, Unión Europea y China; por supuesto hay que revisar dónde está México y el escenario de oportunidad para obtener las dosis para la población.

Vacunas: así se crean

Hoy las vacunas para ciertas enfermedades parecen de lo más común; pero el desarrollo de algunas de ellas tardaron hasta dos décadas para concretarse para ser aplicadas en una campaña global. Algunas pueden ser tan solo cinco años; en el caso del COVID-19 se aplican los tiempos récords de 18 meses pero todas pasan por las mismas fases.

Todo proyecto de vacuna debe superar una "fase 0" o preclínica, que incluye pruebas in vitro y en animales como ratones. En esta etapa se debe demostrar que es segura y funciona en seres vivos antes que en humanos. Si supera esta prueba, entonces puede entrar a los estudios clínicos que se dividen en 3 fases, basados en el tamaño del grupo de control en el que se aplican.

Fase 1: se prueba en grupos de entre 20 y 100 personas saludables; aquí se confirma que no represente una amenaza para la salud; habrá que identificar efectos secundarios y determinar cuál es la dosis adecuada.

Fase 2: participan varios cientos de personas. En este momento se evalúan los efectos secundarios más comunes en el corto plazo y cómo reacciona el sistema inmune a la vacuna.

Fase 3: se consideran a varios miles de voluntarios. Se recolectan datos estadísticos acerca de la efectividad y qué tan segura. Esta fase también sirve como una nueva oportunidad para identificar otros posibles efectos secundarios que no hayan aparecido en la fase 2.

Los Centros de Control de Enfermedades (CDC en inglés) en Estados Unidos añaden que muchas vacunas se someten a una fase 4 luego de que ser aprobada y recibido una licencia. El objetivo es mantener un monitoreo y recolectar más información sobre esa inmunización.

Cinco proyectos, cinco oportunidades, cinco esperanzas

-Vacuna mRNA-1273 de la empresa farmacéutica Moderna. El 27 de julio se informó que alrededor de 30 mil voluntarios sanos recibirán dos dosis en 89 centros, lo que representa la fase 3 de este ensayo clínico que por primera vez medirá la eficacia de la inmunización para impedir contagios y salvar vidas.

“Es un récord mundial para nosotros el haber sido capaces de pasar de la secuenciación (del virus SARS-CoV-2) a la fase 3 de una vacuna en tan poco tiempo. No se había hecho nunca antes”, indicó, Anthony Fauci director del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas en EUA. Aseguró que la vacuna “tiene visos de producirse y distribuirse entre la población a comienzos de noviembre, pero podría ser antes”.

-Vacuna AZD1222 de la Universidad de Oxford y laboratorios AstraZeneca. El 20 de julio revelaron los resultados provisionales de su ensayo de las Fases 1 y 2; se reportó que fue tolerado y generó respuestas inmunes sólidas contra el virus entre los participantes.

Los resultados publicados en The Lancet confirmaron que una dosis única de AZD1222 resultó en un aumento de cuatro veces en los anticuerpos contra la proteína del pico del virus SARS-CoV-2 en el 95 por ciento de los participantes un mes después de la inyección.

-Proyecto de Sinovac Biotech de China. La farmacéutica informó el 19 de julio que llevaría a cabo la primera parte de los ensayos de la fase 3 en 12 centros clínicos ubicados en varios estados de Brasil. La primera parte de dichas pruebas abarcaría a 9 mil voluntarios reclutados entre los profesionales de centros médicos.

Joao Doria, el gobernador del estado Sao Paulo, anunció que el Instituto Butantan, el principal productor de productos inmunobiológicos y vacunas del país, firmó un contrato para la producción de la vacuna con Sinovac. La nación sudamericana tiene el mayor número casos confirmados y víctimas en el hemisferio, solo por abajo de Estados Unidos.

-Vacunas BNT162b1 y BNT162b2 de Pfizer y BioNTech. Dos vacunas experimentales desarrolladas conjuntamente por la firma biotecnológica alemana BioNTech y el gigante farmacéutico estadounidense Pfizer recibieron la designación de “vía rápida” por la agencia reguladora de Estados Unidos (FDA); esto garantiza acelerar la revisión de nuevos fármacos que muestran potencial para hacer frente a necesidades médicas inéditas.

A inicios de julio de 2020 dijeron que esperaban comenzar un gran ensayo con hasta 30 mil participantes; la estimación es elaborar hasta 100 millones de dosis para fines de año y, potencialmente, más de 1,200 millones para fines de 2021.

¿Y México?

El 21 de julio el secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard, aseguró que México “llegará a tiempo” para comprar una eventual vacuna porque participa en todos los esfuerzos multilaterales para su desarrollo, producción y distribución. Esto a partir de ser parte de la Conferencia para la Respuesta Global para el Coronavirus, así como en la la Cumbre Global de Vacunas.

También por participar en la Coalición para las Innovaciones en Preparación para Epidemias (CEPI), la cual tuvo su origen en una iniciativa de Bill Gates, a la que se han unido muchos fondos privados y gobiernos-, la Alianza Global de las Vacunas e Inmunización (Gavi) y ser miembros de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Al respecto, en la CEPI México participó con cuatro proyectos para encontrar la vacuna contra COVID-19. “Uno es de la UNAM, del Instituto de Biotecnología, otro de Avimex-IMSS-UNAM; otro de ITESM y Universidad de Baja California y otro de la Universidad Autónoma de Querétaro-Instituto Politécnico Nacional” detalló Marcelo Ebrard. Afirmó que se busca distribuir las dosis de manera equitativa entre 77 países que lo componen, entre ellos México, sin importar su capacidad de pago. Ahí es donde “estamos parados” más allá de la lucha que se puede observar entre las potencias globales y los gigantes farmacéuticos.

HR Ratings: COVID-19 deja pérdida de 12 millones de empleos informales