Partidos Políticos
02_alito_ganador_140819_km.jpg
Foto: Posta Alito, de las murallas de Campeche a la dirigencia del PRI: un perfil
Mié 14 Agosto 2019 11:23

Rafael Alejandro Moreno Cárdenas, con 44 años de edad cumplidos buscó llegar a una de las posiciones más buscadas por un sector de la política mexicana: la dirigencia nacional del PRI. Lo haría en uno de los momentos más complicados, no solo para esa fuerza partidista, sino para todo el sistema, luego de una elección federal como la de 2018 donde Morena se convirtió ahora en la primera institución entre los electores.

Es miembro activo del PRI desde 1991; licenciado en Derecho por la Universidad de Campeche (UACAM), y cuenta con un diplomado en Derecho Electoral por la misma institución.

Fue auxiliar técnico del rector de la UACAM; en 2001 fungió como coordinador de giras del presidente del Congreso de Campeche y para 2003 lo eligieron síndico de Campeche, su ciudad natal.

Pronto su carrera partidista se cruzó con la de legislador. De 2002 a 2008, fue presidente de las Fuerzas Juveniles Revolucionarias: para 2003 se volvió diputado federal por la vía plurinominal en la LIX Legislatura, y en 2006 resultó electo senador por su estado. Durante la LXI legislatura en la cámara alta fue Presidente de la Comisión de Juventud y Deporte; integrante de las comisiones de Derechos Humanos, Salud y Reforma del Estado.

No dejó de estar al pendiente de la vida interna del partido: del 2008 al 2009 se desempeñó como secretario de Organización del Comité Ejecutivo Nacional del PRI y a partir del 2012 fue secretario de Operación Política. 

Para ese mismo año fue electo diputado federal en la LXII Legislatura, por la vía de representación proporcional, donde presidió la Comisión de Gobernación.

Cuando estaba por concluir en esa posición, contendió por la gubernatura de Campeche para el periodo 2015-2021 por parte de la coalición entre el Partido Verde Ecologista de México (PVEM) y el PRI. Ganó con el 40 por ciento de los sufragios efectivos frente al panista Jorge Rosiñol Abreu que consiguió el 31 por ciento.

Buena parte de la prensa local y de los analistas polìticos coinciden que al pedir licencia en junio “Alito” dejó una entidad estable, en marcha, con proyectos de obra pública en desarrollo,  una deuda pública manejable y completamente controlada, con un sector empresarial que le expresó su total respaldo.

Desde que se supo de su intención de competir por la dirigencia del PRI, tanto dentro como fuera del partido se dijo que tendría en paralelo, no solo el apoyo mayoritario de las fuerzas internas, sino que no era mal visto por el presidente Andrés Manuel López Obrador, incluso por ser un político del sureste. 

Las suspicacias crecieron cuando en abril, previo a su solicitud de licencia como gobernador, Alejandro Moreno asistió a Palacio Nacional para sostener una reunión con el presidente López Obrador . Dijo que el encuentro fue para dar seguimiento a las obras de infraestructura en Campeche, además de gestionar acciones prioritarias en temas de seguridad, educación y salud en los estados.

Este es un breve retrato de Alejandro Moreno “Alito”, quien pretende ser el nuevo presidente del Comité Ejecutivo Nacional del PRI.

alejandro_moreno_gana_dirigencia_pri_LA_140819

Alito recibe constancia como ganador: no solaparé corrupción en PRI