Claudia Ivette

Neopanismo ¿a la altura de las circunstancias?

Jue 15 Noviembre 2018 06:02

diputados_pan_notas6291018.jpg

La cuenta regresiva ya inició y Andrés Manuel López Obrador está a punto de tomar posesión de su cargo como presidente de México.  

¿Cuál es el contexto político ante el que rendirá protesta?

El sistema de partidos en nuestro país construyó desde septiembre una agenda legislativa que se ha empeñado en “medir fuerzas” en ambas cámaras legislativas federales. Vivimos tiempos en los que se está reescribiendo la historia y la izquierda marxista en su conjunto está siendo revalorada y precisamente a partir de dicha revaloración está construyendo momentos de empoderamiento mediático.

¿Para qué usar el tan anhelado poder de las mayorías en las cámaras legislativas? Primero para trascender del statu quo y tender un puente a través de andamiaje legislativo que permita el cumplimiento de las promesas de campaña que se hicieron en plazas públicas, templetes, spots de radio y televisión, debates presidenciales, etcétera, etcétera, etcétera.

La bancada de MORENA y sus aliados de “Juntos Haremos Historia” han apostado por impulsar leyes, algunas con trámites legislativos más avanzados que otras, que pugnan principalmente por la reestructuración de la administración pública y la disminución de prerrogativas para la clase política.

Debemos preguntarnos ahora ¿cuáles han sido hasta el momento las reformas clave rumbo a la “Cuarta Transformación”? Y al expresar “hasta el momento” me refiero a las acciones de esta 64 legislatura que aunque joven, ha demostrado tener aspiraciones reflejadas en una agenda contundente. Primero, debemos considerar una de las reformas clave: la reforma a la Ley Orgánica de la Administración Pública Federal, que pretende dar un nuevo rostro al gobierno federal con la creación de la Secretaría de Seguridad, la Secretaría de Bienestar así como crear nuevas figuras mediáticas como las comisiones de la verdad, entre otros rubros. También se avanza ya en la iniciativa de reforma a la Ley de la Fiscalía General de la República, y aunque las bancadas de oposición están utilizando sus estrategias de aplazamiento, no habrá plazo que no se cumpla.

Y ahora, es pertinente preguntarnos: ¿qué papel juega la oposición en este tablero político?

Mientras MORENA lleva “carro completo” es importante reflexionar sobre la crisis que vive el principal partido de oposición en nuestro país. Debemos recordar que la principal impulsora del cambio, es la crisis y si, el Partido Acción Nacional hizo oficial su cambio. Tras culminar el proceso interno de renovación del Comité Ejecutivo Nacional, Marko Cortés, resultó ganador frente a Manuel Gómez Morin, erigiéndose así como el nuevo presidente de Acción Nacional.

¿Cuáles son las implicaciones?

Importante es hacer un balance del poderío de la segunda fuerza política en el sistema de partidos de México. ¿Cuáles son las cuentas que recibe Marko Cortés?

El PAN gobierna 12 estados de la república: Baja California Norte, Baja California Sur, Chihuahua, Durango, Veracruz, Guanajuato, Puebla, Querétaro, Tamaulipas, Nayarit, Yucatán y Aguascalientes. Sin embargo, disminuyó su presencia en las cámaras federales con respecto a la legislatura anterior. Actualmente cuenta con 24 senadores que representan el 19% del total de los escaños en la cámara alta y con 78 diputados federales que representan el 15.6% de los curules en la cámara baja.

Estos son los activos que recibe Marko Cortés, quien se enfrenta a la representación de más de 170 mil militantes de este partido político en toda la república mexicana.

¿Crisis? Si. Estamos frente a una de las mayores pugnas internas del Partido Acción Nacional, a la que además, se suma la reciente renuncia de quien militara en el blanquiazul por 38 años y llegara a la presidencia de México en 2006, Felipe Calderón Hinojosa.

La más grave crisis del PAN, registrada en la memoria colectiva de México, se suscitó en 1976 cuando la falta de acuerdos internos y las fracturas ideológicas impidieron que este partido postulara candidato a la Presidencia de la República.

Ahora, ¿de qué tamaño es el reto?

24 Panistas han ocupado la presidencia del Comité Ejecutivo Nacional del  PAN; Marko Cortés será el presidente número 25.

Los retos a conquistar están demasiado cerca, porque los procesos electorales del 2019 se llevarán a cabo en 5 estados de la República. En Baja California se renovará la gubernatura, 5 presidencias municipales y 25 diputaciones; en Aguascalientes se disputarán 11 alcaldías, en Durango 39 y también habrán elecciones locales en Tamaulipas y Quintana Roo.

Este es el panorama que viven las dos principales fuerzas políticas de nuestro país.

La pregunta es: ante el tsunami llamado Morena, ¿lograrán los neopanistas consolidar una oposición a la altura de las circunstancias?