Hannia Novell

Querétaro, ejemplo de un manejo adecuado de su deuda

Vie 10 Agosto 2018 22:29

Marcos Aguilar Vega alcalde queretaro

Andrés Manuel López Obrador heredará de Enrique Peña Nieto la deuda más alta de los últimos 25 años. 

Cifras de la Secretaría de Hacienda al cierre de mayo refieren que los Saldos de la Deuda del Sector Público Federal llegaron a los 10.8 billones de pesos, el monto más alto del que se tenga registro y que representa el 47.2 por ciento del PIB.

Y si esto es a nivel federal, los estados no se quedan atrás. De los nueve estados donde hubo cambio de gobernador en los comicios del pasado 1º de julio, Morelos es el que más aumentó su deuda. Lo hizo en un 445.3 por ciento durante la administración de Graco Ramírez y a la fecha asciende a 8 mil 179 millones de pesos. 

Manuel Velasco aumentó la deuda de Chiapas en un 57.9 por ciento; Jalisco con Aristóteles Sandoval al frente incrementó sus compromisos financieros en 17.7 por ciento; y en Tabasco, con Arturo Núñez, creció en 8.3 puntos porcentuales.

Los municipios no se salvan de esta situación. En los últimos 10 años, la deuda total de los municipios mexicanos registró un aumento de 32 mil 181 millones de pesos,  el mayor incremento de la deuda municipal en la historia de México, de acuerdo con una investigación del Centro de Estudios de las Finanzas Públicas de la Cámara de Diputados.

Por ello, es de reconocerse cuando un gobierno hace esfuerzos por limpiar sus finanzas. Un ejemplo -de los muy pocos que hay, por desgracia-, es el municipio de Querétaro que dio un paso histórico y procedió a la liquidación total del importe de una deuda que arrastraba desde 2004. 

La administración municipal que encabeza Marcos Aguilar Vega liquidó los préstamos por 81 millones de pesos que se tenían contratados con BBVA- Bancomer, adelantándose a la fecha de vencimiento del crédito, prevista para septiembre de 2019.

¿Cómo lo hizo? Aumentó su capacidad de recaudación lo que le permitió obtener 81 por ciento de ingresos adicionales; además, redujo el gasto en nómina e implementó una reingeniería tributaria que le permitieron los ahorros para solventar ese pasivo.

De hecho, Querétaro ocupa el primer lugar en ingresos propios de las capitales del país, ya que este indicador representa 64 por ciento de los ingresos totales, lo que le permite no depender de los recursos federales.

El 17 de noviembre de 2017 fue la fecha en que se concretó la operación que permitió a Querétaro ser un municipio 100 por ciento libre de deuda y que lo libró de una pesada carga financiera, toda vez que mensualmente se pagaban 600 mil pesos únicamente por concepto de intereses.

La historia de esos pasivos se remonta al 11 de septiembre de 2007, cuando la administración municipal firmó el contrato de deuda con esa institución financiera por un monto original de 398 millones de pesos, a un plazo de 12 años. Cuando Aguilar Vega asumió el mando en octubre de 2015, la deuda pública ascendía a 173 millones de pesos.

Además, la liquidación de esos pasivos permitió al municipio crear un Fondo de Contingencias con una bolsa de 30 millones de pesos. Aunque la Ley de Disciplina Financiera de las Entidades Federativas y los Municipios obliga a estos gobiernos a contar con ese fondo, Querétaro es el primer municipio en contar con él para atener contingencias causadas por desastres naturales.

Estimo que así como se señalan los errores, las omisiones y la irresponsabilidad con que se manejan las finanzas públicas de algunos gobiernos, el caso de Querétaro debe servir de ejemplo para el resto de los municipios, de los estados y de la propia Federación.