Mario Campos

Puebla y la batalla por el poder

Dom 14 Abril 2019 22:35

08_puebla_elecciones1200_generalidades_notas110419_ct.jpg

Que el sistema electoral mexicano cambió el 1 de julio es una hecho evidente. Tanto, como que Morena sigue cosechando simpatías gracias a la popularidad del Presidente López Obrador. De ahí que las encuestas que colocan a ese partido como favorito para la elección extraordinaria de Puebla no sorprendan a muchos.

Sin embargo, esa elección también muestra que la expectativa de poder trae consigo problemas nuevos. Por ejemplo, una batalla mucho más ruda por aquellas posiciones con posibilidades reales de triunfo. Prueba de ello es la intensa disputa que están tendiendo Alejandro Armenta y Miguel Barbosa. La guerra es despiadada, al grado que el también senador de Morena ha dicho que teme por su vida y responsabiliza al candidato de su propio partido, lo que es una muy mala carta de presentación. 

¿Qué tanto puede pesar esa disputa? El saldo es de pronóstico reservado. Porque los señalamientos de presunta corrupción y los cuestionamientos constantes pueden ayudar a cambiar los términos de una elección que hoy parece de partidos, a una contienda de personalidades. Y si es así, cada señalamiento puede contar. 

Hasta ahora todo indica que más allá de los méritos personales de Barbosa la apuesta de muchos potenciales electores es por lo que asumen que representan Morena y el proyecto del presidente López Obrador, sin embargo las dudas sobre la honestidad, honorabilidad y capacidad pueden terminar por darle la vuelta, sobre todo si pensamos que en algunos de esos rubros el aspirante de MC, PAN y PRD, Enrique Cárdenas, sale bien evaluado.

Los datos conocidos siguen favoreciendo a Barbosa pero por lo visto hasta ahora - los ataques de fuego amigo y los errores de la propia campaña - indican que no hay que subestimar su capacidad de autodestrucción, más allá de los posibles aciertos de sus adversarios. Lo cierto es que la elección poblana, que parecía ser de trámite, quizá de mucho más de qué hablar.