Maru de Aragón

Alarmante escasez de mano de obra en EUA

Vie 17 Mayo 2019 15:31

faltan_migrantes_trabajo_eua_170519.jpg

En noviembre del 2018, en plena crisis migratoria, Donald Trump, presidente de Estados Unidos, declaraba  “hay un límite en el número de personas que una nación puede absorber de manera responsable”. De esta manera justificaba el rechazo a los inmigrantes. Sus palabras, dice el New York Times, han permeado casi todo el espectro político del país. Sin embargo, los expertos señalan que la realidad es que EU necesita desesperadamente de la inmigración para mantener su fuerza laboral y su crecimiento económico. Para la cadena de tv CNBC, la escasez de mano de obra, en todos los sectores, “está alcanzando proporciones epidémicas” y advierte que, de continuar y sostenerse el ritmo actual de crecimiento de empleo , el problema será mucho peor en unos cuantos años.

El Wall Street Journal advierte que la escasez de mano de obra, sobre todo en la construcción y la agricultura, se ha visto exacerbada por las restrictivas políticas migratorias de Trump. Este diario indica que existe una frustrante paradoja económica: millones de desempleados cuando que hay millones de vacantes que no se pueden cubrir. Un informe del Departamento del Trabajo señala que, por primera vez, el número de vacantes ha sido superior al número de personas que buscan empleo. A finales de enero pasado, había 7.6 millones de vacantes y solo 6.5 millones de personas en busca de empleo. Con cada mes que pasa, las cifras aumentan. En su informe de abril, la Reserva Federal alertó que las empresas reportaron escasez de mano de obra, tanto calificada como no calificada. Han tenido que enfrentar el problema, dice el informe, ofreciendo bonos y más prestaciones junto con salarios más altos.

muro_fronterizo_trump_notas260218.jpg

En los últimos años, los empleadores se han quejado por la escasez de trabajadores calificados, es decir, gente con estudios universitarios en lo que se conoce como el sector “STEM (por sus siglas en inglés)- ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas-. El problema que ahora se está agravando, dicen los expertos, es la falta de mano de obra no calificada, sobre todo en la construcción, la agricultura, los servicios, etc.

La inmigración- con frecuencia ilegal- ha sido, desde hace mucho tiempo, la línea de suministro de trabajadores poco calificados. Sin embargo, ahora se ha reducido. El número de inmigrantes indocumentados bajó de 12 millones, en el 2008 a 10.7 millones a finales del 2017, según el Center for Migration Studies. Tras la Gran Recesión del 2008 y la posterior recuperación de la economía, el sector de la construcción ha avanzado a un mayor ritmo que la fuerza laboral. Jerry Howard, director ejecutivo de la Asociación Nacional de Constructores de Casas, señala que la falta de mano de obra de los inmigrantes ha provocado que los costos se eleven y haya retrasos en la entrega de viviendas nuevas. En trabajos como enyesado, techado, pintura, colocación de tablaroca, en los que los trabajadores rara vez tienen educación secundaria, los inmigrantes constituyen la mitad del mercado laboral

Por otro lado, los agricultores explican que dependen de centenares de miles de trabajadores para sembrar, cuidar los cultivos, cosechar y empacar los productos que llegan a los mercados tanto internos como externos. El diario Los Angeles Times, señala que mientras que a la mayoría de los estadounidenses no les interesa trabajar en el campo por ser uno de los sectores peor pagados, para muchos inmigrantes, sobre todo de México o Centroamérica, es la oportunidad de oro soñada. El salario promedio de un campesino en EU es de 12.50 dólares por hora. (Alrededor de $240 pesos por hora).

Migrantes frontera

La escasez de este tipo de trabajadores está ocasionando que los salarios suban, un aspecto muy positivo para los empleados pero no para muchas empresas, sobre todo pequeñas y medianas, que han tenido que dejar de contratar gente. En algunos sectores, los salarios han subido 6%.  Los economistas temen que las alzas salariales  puedan  convertirse en una presión inflacionaria que lleve a la Reserva Federal a subir las tasas de interés

El Centro de Investigaciones Pew señala que la crisis laboral persistirá un buen tiempo. Proyecta un magro crecimiento en la población en edad de trabajar en las próximas dos décadas y  alerta que si el país corta el flujo de inmigrantes nuevos, la población trabajadora se reducirá de 173 millones, en el 2015, a 166 para el 2035.  Actualmente, en EU hay  más 44 millones de inmigrantes que constituyen casi el 14% de la población. 

Desde hace tiempo se sabe que las tasas de natalidad entre los estadounidenses blancos nativos han estado cayendo. Del 2015 al 2035 el número de estadounidenses, con padres nativos en edad de trabajar caerá en 8 millones de personas. Jack Goldstone, demógrafo de la Universidad George Mason, en Virginia, señala que a menos que la tasa de natalidad suba inesperadamente y se expanda la fuerza laboral - lo que es poco realista-  o que la productividad de la menguante fuerza laboral se duplique- lo que es ilusorio- EU registrará tasas de crecimiento económico muy bajas en los próximos años.

Para el NYT está claro que las tendencias demográficas apuntan a una severa crisis laboral que se convertirá en un enorme cuello de botella para el crecimiento económico a menos que el país se abra más a los inmigrantes. La recomendación de los especialistas es admitir a un millón más de inmigrantes por año, de aquí al 2050