Sergio Sarmiento

Rosario, la apóstata

Mié 17 Octubre 2018 01:00

rosario_sarmiento_opinion_17161018.jpg

Debería haber sido una comparecencia como tantas otras para la glosa del sexto informe de gobierno de Enrique Peña Nieto; pero con Rosario Robles en la Cámara de Diputados, las cosas no podían ser de rutina. 

Para la izquierda que antes militaba en el PRD y que hoy goza de las mieles del triunfo en Morena y el Partido del Trabajo, Rosario es una traidora. Fue parte del grupo: fundadora del PRD, secretaria de gobierno con Cuauhtémoc Cárdenas en el Distrito Federal, jefa de gobierno sustituta y presidenta del PRD. Si bien se vio obligada a renunciar al PRD en 2004, tras el escándalo de los videos que su ex pareja, Carlos Ahumada, grabó con miembros de la izquierda como René Bejarano y Carlos Ímaz recibiendo fajos de dólares, el verdadero rechazo se generó cuando hizo su reaparición en el gabinete de Peña Nieto. 

La comparecencia de Robles este 16 de octubre fue inevitablemente accidentada. Los diputados de Morena y el PT le lanzaron descalificaciones y acusaciones. Los ánimos estaban tan caldeados que el petista Gerardo Fernández Noroña encaró a la priista Erica Sánchez, embarazada, y tuvo que ser contenido por Luis Miranda y René Juárez

Nadie se preocupó por los temas de trabajo de las secretarías, Sedesol y Sedatu, que Rosario ha encabezado. La comparecencia giró toda en torno a las acusaciones de corrupción surgidas en la investigación conocida como Estafa Maestra, que mostró que fondos de estas dos entidades, entregados a universidades públicas, fueron manejados por empresas fantasma. La secretaria declaró que no era responsabilidad de la Sedesol o la Sedatu auditar a las universidades, que son autónomas, y advirtió que estaba lista a acudir a la PGR en ese momento si alguien presentaba alguna prueba que la involucrara. 

Al final no hubo golpes, pero poco faltó; y es que la izquierda puede ser tolerante con quienes han sido priistas siempre, pero no con quien ven como una apóstata que ha traicionado la causa. 

Twitter: @SergioSarmiento