Elecciones 2018
candidatos_notas1280617.jpg
Cuartoscuro

Candidato ciudadano para 2018 en la mira de PRI, PAN y PRD

Mié 28 Junio 2017 15:54

En la construcción del Frente Amplio Opositor PAN-PRD las propuestas giran en torno a tres opciones: un candidato azul, uno amarillo o incluso uno ciudadano. Se habla de que esa idea también está siendo considerada por el PRI que buscaría un candidato sin manchas en su trayectoria para salir de la crisis en la que dejaron al partido los exgobernadores de Veracruz, Javier Duarte; de Tamaulipas, Tomás Yarrington; de Quintana Roo, Roberto Borge; y de Chihuahua, César Duarte.

duartes_borge_notas22210617.jpg


¿Un perfil ciudadano? eso dicen algunos panistas, perredistas y priistas, quieren un candidato sin vínculos con figuras que arrastren escándalos de corrupción o nexos con la delincuencia organizada. Plantean requisitos como contar con prestigio y aceptación entre la población, que los ciudadanos relacionen su nombre más con otras causas que con los partidos políticos.


La clase política llegará a las elecciones presidenciales de 2018 en medio del desgaste, de la falta de credibilidad por casos de corrupción como el de los Duarte o la investigación de la que es objeto el exgobernador de Sonora, Guillermo PadrésPRI, PAN y PRD también lidian con la división, la pugna entre sus corrientes por la selección del candidato presidencial los ha llevado a mirar hacia afuera y perfilar como una solución a un personaje ciudadano.

Padrés obtiene amparo; Procuraduría estatal deberá llevar su caso

Las dirigencias de estos partidos saben que corren el riesgo de sufrir un revés en las urnas debido al descontento social, solo basta con mirar al Estado de México donde el PRI ganó la gubernatura pero perdió un millón de votos. De hecho la campaña de Alfredo del Mazo se centró en aceptar que el PRI tenía mala imagen entre la ciudadanía por lo que se estaba transformando.


Así que la nueva apuesta de los partidos sería por los candidatos ciudadanos, aprovechando el furor de los independientes en países como Francia y en algunas regiones de la República Mexicana. La diferencia entre ciudadano e independiente, es que el primero estaría abanderado por uno o más partidos, mientras que el segundo no contaría con una estructura partidista, es decir contendería solo.

Por el lado del PRI el único que se acercaría al perfil ciudadano sería el secretario de Salud, José Narro Robles. El exrrector de la UNAM es respetado en el ámbito académico, puma de corazón y que tiene cercanía con los jóvenes. Sin embargo, pocos saben que Narro Robles milita desde hace muchos años en el PRI, incluso desde que ocupaba la oficina principal de Ciudad Universitaria.

La otra opción es el secretario de Hacienda, José Antonio Meade, no milita en partido alguno, y es un sobreviviente transexenal, formó parte del gabinete de Felipe Calderón y actualmente colabora en el de Enrique Peña Nieto, así que tiene la sombra del PAN y el PRI.

En el PAN los aspirantes son Ricardo Anaya, Margarita Zavala, Rafael Moreno Valle y Miguel Ángel Yunes (expriistas), Juan Carlos Romero Hicks, Ernesto Ruffo y Luis Ernesto Derbez, quienes exigen que el partido ponga al candidato presidencial del frente opositor que cocinan con el PRD.

Pero hasta en el panismo se habla de un candidato ciudadano para evitar conflictos con los perredistas: “Yo veo un Frente Amplio, con algún candidato que no sea militante de ningún partido, porque de lo contrario se dificultaría esa posibilidad”, afirmó Diego Fernández de Cevallos.


En cuanto al Sol Azteca, hay tres opciones: los gobernadores de Morelos y Michoacán, Graco Ramírez y Silvano Aureoles, respectivamente.


Miguel Ángel Mancera y Silvano Aureoles


La otra alternativa es Miguel Ángel Mancera con quien ya implementó una candidatura ciudadana en 2012 y ganó la Jefatura de Gobierno de la Ciudad de México. Mancera nunca ha militado en un partido político, asegura que quiere ser el abanderado de un proyecto ciudadano en el que converjan varias posturas. Sin embargo, no es independiente de los partidos políticos, pues representa los intereses del PRD en la capital mexicana. Además la corriente que él promovió Vanguardia Progresista ocupa en estos momentos la dirigencia nacional del PRD con Alejandra Barrales.


Aunque en la batalla que comenzaron panistas y perredistas por la designación del candidato presidencial ya se escuchan voces que mencionan a Mancera Espinosa:

“Sí, como él que no pertenece a ningún partido, y puede haber otros que se propongan”, dijo la senadora perredista Dolores Padierna, llama la atención su declaración pues es una de las detractoras de Mancera. 

Mientras PAN y PRD discuten por su posible abanderado, los analistas no descartan que en 2018 el PRI se presente como el gran promotor de los candidatos ciudadanos, pero también de los independientes para dividir más las preferencias electorales y debilitar a Andrés Manuel López Obrador.

PAN y PRD ya están peleados por candidato del Frente Opositor