Gobierno Federal
05_rompecabezas_mental_280720_km.jpg
Foto: Free Online Resources for Mental Illness

Ante crisis de salud mental, autoridades en México toman medidas

Mar 28 Julio 2020 12:09

México es un país con altos índices de enfermedades mentales que durante años han sido obviadas e ignoradas. Ante la llegada del COVID-19 y el confinamiento al que este ha obligado a las personas, las tasas de problemas mentales y emocionales se han disparado. De acuerdo con datos de la Asociación Psiquiátrica Mexicana, entre 45 y 50% de las personas en aislamiento podrían desarrollar el síndrome de cuarentena, que son reacciones emocionales en respuesta a ese estado de aislamiento. 

Esta semana se han presentado propuestas y programas que pretenden atender directamente el problema de la salud mental en México. Por una parte, el Partido del Trabajo ha presentado una iniciativa en el Senado denominada iniciativa para impulsar una Ley General de Salud Mental en México. Más allá de la intención de la propuesta, el contenido ha sido criticado por colectivos y especialistas que afirman que la propuesta fue hecha con recomendaciones de hace 18 años, es decir, que la propuesta cuenta con contenido e ideas caducas, aparte de permitir el tratamiento forzado y contener expresiones como “deficientes” o “enfermos mentales”, lo que es violatorio de los derechos humanos. 

Por otra parte, el Gobierno Federal también ha presentado sus propios programas para atender los delicados casos que implican la salud mental, sobre todo en jóvenes. En ese sentido, La Secretaría de Salud presentó a principios de esta semana el programa ConTacto Joven, cuyo propósito es brindar atención de salud mental a adolescentes agobiados por la pandemia. El gobierno asegura que ya se han tratado al menos a 200 jóvenes con estrés y depresión como las principales causas por las que se comunican.

Los problemas mentales como depresión y ansiedad están relacionados al entorno familiar, pues durante el confinamiento los conflictos entre las personas dentro de la misma familia se han intensificado. El programa consiste en 300 jóvenes que fueron capacitadas por el IMJUVE para atender la línea telefónica de ConTacto Joven. 

Así, entre propuestas y programas, se afronta uno de los mayores daños colaterales que ha traído el coronavirus que no solo ha afectado la salud física-respiratoria de los pacientes, sino que también ha provocado una importante ola de afectaciones mentales, que a su vez amenazan con provocar problemas indefinidos en los jóvenes que se encuentran confinados sin asistencia ni guía medica para afrontar los retos que el estar encerrado representan. 

OSC advierten riesgo en iniciativa de ley de salud mental