Presidentes asesinados en México y el mundo: Madero, Carranza, Obregón, Kennedy, Allende, entre otros

Gobierno Federal

madero-carranza-obregon-kennedy-allende.jpg

Fotos: Gobierno de México/ Crónica/ Creative Commons/Infobae

Aquiles Siller

Jue 08 Julio 2021 07:00

El diccionario de la Real Academia de la Lengua Española define a magnicidio: “Muerte violenta dada a persona muy importante por su cargo o poder”. Lo ocurrido en Haití con el asesinato del presidente Jovenel Moïse se suma a una larga lista de este tipo de crímenes, no solo en naciones en desarrollo sino en países industrializados. Nombres como John F. Kennedy, Isaac Rabin, Indira Ghandi, Salvador Allende y Anastasio Somoza son recordados no solo por su labor como mandatarios sino también por el trágico final que enfrentaron. México no está exento: Francisco I. Madero, Venustiano Carranza y Álvaro Obregón son los presidentes en funciones o electos que han fallecido de forma violenta.

Kennedy

El presidente número 35 de los Estados Unidos fue asesinado el 22 de noviembre de 1963, en Dallas, Texas, por disparos mientras circulaba en el coche presidencial. Luego de tres investigaciones oficiales se concluyó que Lee Harvey Oswald, un empleado del almacén Texas School Book Depository en la Plaza Dealey, fue el responsable. Sin embargo hay múltiples especulaciones al respecto, lo que es origen de un gran número de teorías conspirativas.

Isaac Rabin

El primer ministro israelí, Isaac Rabin de 73 años, murió el 4 de noviembre de 1995 al final de una concentración en apoyo de los Acuerdos de Oslo en la Plaza de los Reyes en Tel Aviv. El asesino, un ultranacionalista israelí llamado Yigal Amir, se oponía radicalmente a la iniciativa de paz y particularmente a la firma de esos mecanismos.

Indira Ghandi

La primera ministra india, Indira Gandhi, murió la mañana del 31 de octubre de 1984 en su residencia en Safdarjung Road, en Nueva Delhi. La asesinaron dos de sus guardaespaldas en represalia por la llamada Operación Estrella Azul, el asalto del ejército indio en junio de ese año contra el Templo Dorado en Amritsar, lugar sagrado para la casta de los sij.

Gandhi iba de camino a ser entrevistada por el actor británico Peter Ustinov para un documental de la televisión irlandesa. Luego de atravesar por el jardín de la residencia oficial pasó una puerta peatonal custodiada por sus guardaespaldas Satwant y Beant Singh. Este le disparó tres cartuchos en su abdomen con su revólver calibre 38,​ luego Satwant lanzó 30 cartuchos con su ametralladora cuando la mandataria cayó al suelo.

Salvador Allende

El presidente chileno Salvador Allende murió el 11 de septiembre de 1973 durante el golpe de Estado comandado por el general Augusto Pinochet al asaltar el Palacio de La Moneda, la residencia oficial en Santiago. Tras la exhumación del cuerpo en 2011, se indicó que la muerte se produjo como consecuencia directa de un disparo realizado bajo el mentón que le produjo la destrucción de la cabeza y la muerte inmediata: un suicidio para evitar ser capturado.

Anastasio Somoza García

A los 60 años murió el hombre que se mantuvo al frente de Nicaragua durante casi dos décadas, al mismo tiempo que fue capaz de amasar una fortuna que lo convirtió a él y a su familia en una de las más acaudaladas de toda Latinoamérica. El 21 de septiembre de 1956, Somoza sufrió un atentado en la ciudad de León a manos del poeta Rigoberto López Pérez. Fue internado en el Hospital de la Zona de Canal de Panamá, donde pocos días después murió debido a una mala praxis

Francisco I. Madero

Derivado de la llamada Decena Trágica, del 9 a 19 de febrero de 1913 y del golpe de Estado​ perpetrado por Victoriano Huerta y algunos militares leales al régimen porfirista, el presidente Francisco I. Madero y su vicepresidente José María Pino Suárez, fueron asesinados a manos del mayor Francisco Cárdenas y el teniente Rafael Pimienta el 22 de febrero al llegar al Palacio de Lecumberri. La versión oficial del suceso fue: “Al llegar al tramo final del camino a la Penitenciaría, fueron atacados por un grupo armado, en medio del ataque los prisioneros trataron de huir por lo cual resultaron muertos”.​ Debieron pasar varios años para que se difundiera una versión más real de lo ocurrido.

Álvaro Obregón

El magnicidio fue perpetrado por José de León Toral en el restaurante La Bombilla, ubicado en el barrio de San Ángel el 17 de julio de 1928 a las 14:20 de la tarde. Álvaro Obregón tenía la condición de presidente electo para empezar su segundo mandato el 1 de diciembre. Mostrándose como caricaturista, León Toral se acercó a Obregón y con su mano izquierda le acercó el cuaderno para que viera el dibujo. El general observó la caricatura y empezó a reír. En ese momento Toral sacó su pistola con la mano derecha y realizó seis disparos en su contra. El primero fue a cinco centímetros del rostro de Obregón, haciendo que se inclinara hacia adelante y a la izquierda; los siguientes cuatro disparos impactaron en su espalda, y el sexto en el muñón de su brazo derecho.

Los documentos oficiales revelan que León Toral afirmó que había actuado solo y que sus acciones fueron para que “Cristo nuestro señor pueda reinar en México”, lo que se ha interpretado que supuestos líderes católicos y cristeros habrían participado en el crimen, lo que no ha sido probado por completo.

Venustiano Carranza

La muerte del presidente constitucionalista deviene de luchas políticas y un levantamiento, que obligó a un intempestivo éxodo de todo el gobierno de Ciudad de México a Veracruz. En 1920 buscó imponer como presidente de la República a un civil, Ignacio Bonillas, pues ya para entonces era contrario a la ideología política mostrada por Álvaro Obregón y se encontraba desilusionado por la actitud de Pablo González Garza. Dicha actitud causó una revuelta encabezada por Álvaro Obregón, quien desconoció a Bonillas y se sublevó en su contra al amparo del Plan de Agua Prieta y de Plutarco Elías Calles y Adolfo de la Huerta, por un lado, y González, por el otro.

Cuando ambos bandos obtuvieron el apoyo de la mayor parte del ejército, Carranza decidió trasladar la sede del gobierno nacional al puerto de Veracruz. De esa forma salió con todo su gabinete y sus familias, su mobiliario no solo personal sino de algunas de las secretarías del gobierno, más pertrechos de guerra, y los fondos del Gobierno Federal que había en la Tesorería.

Hubo continuos ataques al ferrocarril en las estaciones poblanas de San Marcos, Rinconada y Aljibes. El 20 de mayo de 1920 dejó la estación al conocerse que las vías habían sido dinamitadas, y se internó en la Sierra Norte de Puebla con muchos de sus seguidores, incluida una escolta de cadetes del Colegio Militar, en un intento desesperado por alcanzar el puerto de Veracruz. Así llegaría hasta el pequeño pueblo de Tlaxcalantongo donde la madrugada del 21 de mayo las tropas del general Rodolfo Herrero lo asesinarían mientras dormía en un jacal.

Te puede interesar:
Obama, Clinton, Kennedy, Roosevelt: presidentes demócratas de EUA

App Político MX

DESCARGA
NUESTRA APP

Degradado

y recibe lo mejor de Político.mx

Forma central Degradado
Político MX podcast

PODCAST

degradado Forma 45 grados

Escúchanos en estas plataformas:

degradado