Gobierno Federal
trudeaumania_notas15131017.jpg
Cuartoscuro

Primer ministro de Canadá provocó trudeaumanía en México

Vie 13 Octubre 2017 17:42

Se puso el traje de brigadista de la Cruz Roja Mexicana y armó despensas para los damnificados de los sismos de septiembre; se reunió con organizaciones civiles y defensores de los derechos humanos, les pidió un diagnóstico de México. Además tuvo un encuentro con el presidente Enrique Peña Nieto y pronunció un discurso en el Senado. Así fue como el primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, conquistó a México en dos días y desató la  trudeaumanía.  


Las primeras palabras de Justin Trudeau, en su primera visita oficial a México, fueron para solidarizarse con las víctimas y los damnificados de los sismos del 7 y 19 de septiembre. Luego agradeció la ayuda que México brindó para combatir los incendios forestales que meses atrás afectaron a Canadá. Pasados los agradecimientos fue a la Cruz Roja para empacar los víveres para las comunidades que lo perdieron todo en los terremotos. 


Escuchó a las asociaciones que le externaron su preocupación por la violencia de género, la ola de asesinatos de periodistas, la desaparición de persona y la trata. Le hizo un llamado al gobierno mexicano y a los legisladores para atender estos problemas y promover leyes que protejan los derechos humanos.  


También había que hablar del tema más importante en la relación bilateral México-Canadá: el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN). Trudeau se pronunció abiertamente sobre el asunto que más le incomoda a su país en la renegociación del acuerdo comercial, y que se refiere a las leyes laborales mexicanas. La mano de obra, tan barata en México, es considerada como una competencia desleal para los canadienses que pierden inversiones del sector automotriz, por eso pidió leyes laborales progresistas. Se lo dijo a Peña Nieto y se lo dijo a los senadores, luego de que estos últimos le pidieron defender el TLC. 


Su presencia en México generó todo tipo de reacciones, sedujo a la clase política, el trato con Peña Nieto fue de camaradería, senadores y senadoras hicieron fila para tomarse una foto con él. Su carisma y la sencillez con que se condujo también se tradujo en lo que mundialmente ya se conoce como “el efecto Trudeau”, provocó suspiros entre las mexicanas y las redes sociales se llenaron de videos, memes y todo tipo de imágenes suyas. 



Las cámaras captaron cada detalle de su paso por México: cuando descendió del avión que lo trajo a la capital o al estilo de una estrella del cine descendió de un auto de lujo al llegar al Palacio Nacional y hasta el momento en que una reportera mexicana le pidió que se tomara una fotografía con ella. 

trudeau_senado

Trudeau y EPN seguirán en TLCAN aún teniendo diferencias con EUA