Alejandra Lagunes
01_ataques_ciberdelitos_notas120820.jpg
Foto: El Día

¿Es suficiente una semana nacional de la ciberseguridad?

Lun 05 Octubre 2020 05:00

El pasado 24 de octubre de 2019, fue aprobada en el Senado de la República la Semana Nacional de Ciberseguridad, misma que se llevará a cabo durante la primera semana de octubre de cada año. La intención es que durante esos días se realicen jornadas, talleres, foros, mesas de discusión, debates y conferencias que, desde una perspectiva de múltiples partes interesadas, fortalezcan y actualicen aspectos relacionados con la seguridad cibernética en nuestro país. En 2020 ocurrirá del 5 al 11 de octubre.

La Unión Europea, Estados Unidos, Chile e incluso la Organización de los Estados Americanos ya han declarado a octubre como el mes de la ciberseguridad. Es por ello que mi propuesta inicial fue declarar a octubre como el “mes de la ciberseguridad”, aunque después de ser debatido en el pleno del Senado, finalmente se aprobó que fuera una semana la que se dedique a este tema tan relevante. Este 5 de octubre damos un paso adelante para que México se sume a este diálogo con la comunidad internacional y se lleven a cabo los trabajos correspondientes.

Que la primera Semana Nacional de la Ciberseguridad sea precisamente en 2020, un año marcado por una crisis sanitaria que nos ha llevado a trasladar prácticamente todas nuestras actividades al mundo digital no es casualidad. Empresas consultoras como IDC, desde 2005 anticiparon lo que hoy se conoce como Transformación Digital, -un cambio asociado a la aplicación de tecnologías digitales en todos los aspectos de la sociedad humana-, en la totalidad de los sectores de nuestra economía. En realidad lo que hizo la pandemia por Covid-19 fue simplemente acelerar una transformación que se veía inevitable.

Inevitables también son los riesgos que la sociedad experimenta al realizar cualquier actividad en internet por cotidiana que sea. Las formas y técnicas para delinquir en el ciberespacio, son cada día más sofisticadas; por ello, es vital la colaboración y corresponsabilidad de los distintos actores para definir acciones que respondan de manera efectiva y adecuada a los retos que representa el desarrollo de las TIC mediante un ejercicio permanente, considerando su constante evolución. Pero sobre todo, hacer conciencia en las personas que usamos la tecnología.

Hoy que una gran parte de los 25 millones de estudiantes toman clases en línea, debemos recordar que las tecnologías digitales también han expuesto a los niños, niñas y adolescentes a peligros en el mundo virtual y fuera de este. Peligros que incluyen la pérdida de su privacidad, daños a su integridad emocional, y en algunos casos, a su integridad física. Por ejemplo, el National Center for Missing and Exploited Children reveló que México se ubica en el primer lugar mundial como emisor de pornografía infantil.

El uso de las TIC también ha traído consigo nuevos retos, riesgos y amenazas a los derechos humanos, la protección de datos personales, el patrimonio de las personas e instituciones, la seguridad pública e incluso la seguridad nacional. Lo anterior exige la coordinación de instituciones de gobierno, industria, sociedad civil y comunidades académicas y técnicas, para construir las bases del uso y aprovechamiento de las TIC de manera segura, responsable y confiable; así como para definir medidas que fortalezcan las capacidades nacionales en esta materia.

Los ciberataques, contra usuarios e instituciones de servicios financieros en México, se dispararon 350% en lo que va de 2020; especialmente, durante los meses más álgidos de la pandemia del Covid-19. En 2019 se registró un promedio de 10 ataques cibernéticos por segundo en nuestro país; mientras que después de la pandemia las cifra se elevó a 45.

De acuerdo con la consultora EOS The Fintech Company, en México las pérdidas económicas relacionadas con los delitos financieros, alcanzaron 3 mil millones de dólares al cierre de 2018. Mientras que para 2019, se multiplicaron de forma importante, hasta llegar a 8 mil millones de dólares; cifra equivalente a un incremento de 266% anual. Aún no se tienen cifras de 2020, pero se estima un aumento considerable debido a la crisis generada por el Covid-19 que obligó a las empresas a responder rápidamente a cuestiones críticas en los ámbitos operativos y financieros.

Los tiempos en los que vivimos nos llaman a reconocer y actuar ante las nuevas amenazas y riesgos de la sociedad de la información con una perspectiva multiactor que preserve ante todo la dignidad humana, y el carácter libre, diverso y seguro de Internet. Es por todo lo anterior, que los invito a participar y estar atentos a las actividades que de forma virtual se estarán realizando con motivo de la Semana Nacional de la Ciberseguridad 2020.